China_Think Up_LKS

China flexibiliza sus leyes para atraer inversión extranjera

La economía china depende en más del 60% de las inversiones de capital, por ello, las autoridades chinas quieren atraer más capital extranjero. Con este objetivo, están modificando su marco jurídico, y entre finales de este año y principios de 2016 aprobarán la nueva Ley de Inversión Extranjera que tratará de dar facilidades a la entrada de dichas inversiones.

Algunas de las medidas contempladas en dicha normativa ya se están poniendo en marcha y otras lo harán una vez se apruebe el nuevo marco jurídico. Entre las que ya dejan ver esta apertura está el establecimiento por parte de las autoridades chinas de nuevas zonas de libre comercio, donde se han mejorado las ventajas fiscales y administrativas. A Shangái  ahora se suman otras ciudades como Tianjin (norte de China), Guangdong (sur) y Fujian (sureste) para que las compañías extranjeras puedan implantarse. Y en dichos enclaves también se está modificando la ley para tratar de ampliar los sectores donde pueden invertir los capitales foráneos. Hasta ahora, China ha sido un país que ha fomentado sobre todo la inversión en producción, en empresas de alta tecnología,  y en exportadores de bienes y productos chinos, entre otros. Pero con el nuevo marco jurídico, que retira el veto a algunos sectores, las autoridades chinas esperan atraer más capital extranjero.

Concretamente en Shangái se han eliminado las restricciones para invertir en el tratamiento de combustible nuclear, en mayoristas y minoristas de productos de tabaco, en servicios de publicación en Internet, en casas de subastas y en servicios legales- excepto aquellos relativos a la inversión extranjera-.

Las joint ventures serán sociedades domésticas

También se han realizado cambios para las empresas. Con la nueva normativa, las compañías que cuenten con un capital extranjero superior al 50% serán compañías chinas de pleno derecho, aunque serán consideradas como inversor extranjero.

Además, las empresas que se hayan creado o se creen a través de una joint venture (sociedad conjunta), bien con una compañía de propiedad extranjera o a través de una oficina de representación, serán consideradas sociedades domésticas, con las consecuentes ventajas fiscales y administrativas.

Otra de las modificaciones que se llevarán a cabo a través de la Ley de Inversión Extranjera está relacionada con las resoluciones. Hasta ahora estas estaban en manos de los consejos de administración y era necesario obtener el voto unánime del consejo. Con la nueva ley, la junta de accionistas podrá dar el visto bueno a los cambios, aunque todavía no se conoce de qué manera se hará la votación ni qué mayoría será necesaria.

¿Te ha parecido interesante el artículo? Si quieres hacernos algún comentario o sugerencia, estaremos encantados de escucharte.

1
0

Únete a nuestro canal de innovación

Entérate de las últimas novedades.
Recibe nuestros artículos directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora

1 Comment
  • Andrea

    10 agosto, 2018 at 2:00 pm Responder

    donde podría conseguir la antigua ley que tenia restricciones a la Inversion extranjera directa en China?

Enviar un comentario

Artículos relacionados