China_oportunidades_ThinkUpLKS

China, oportunidades no exentas de incertidumbres

Las últimas semanas estamos escuchando muchas noticias respecto de la economía china y su situación comercial con EEUU, sin embargo los datos demuestran que China sigue siendo una Economía al alza, llena de oportunidades a pesar de las incertidumbres y amenazas que la acechan.

La información del cierre del primer trimestre de 2018 de la economía china nos muestra un crecimiento del 6,8% interanual, tres décimas por encima del objetivo, con un desempleo estable del 5% (menor en las ciudades). Adicionalmente en el mismo periodo la inversión privada creció un 8,9% interanual, que supone 1,2 puntos porcentuales más que en el mismo periodo del año pasado. De esta manera con un IPC interanual del 2,1% el superávit se redujo el 21,8% hasta marzo después de crecer las importaciones el 11,7% y las exportaciones el 7,4%.

La política económica impulsada por Beijing busca la transición desde un modelo de bajos salarios y altas exportaciones a una gama más equilibrada en la que un mayor gasto interno desempeña un papel más importante. Todo ello nos sitúa que en 2018 la economía china es mayor que la de la zona euro. En definitiva, un panorama esperanzador lleno de oportunidades. Sin embargo también observamos incertidumbres en los próximos escenarios.

Internamente se estima que esta década debe crecer al menos el 6% de media y entre el 5 y el 5,5% la siguiente para hacer frente a la deuda creciente y al envejecimiento de la población. Objetivos muy ambiciosos que exigen medidas de gran calado y de unas condiciones externas muy favorables.

Pero las condiciones externas a corto plazo pueden ser cualquier cosa menos favorables. Según Benjamin Cohen (Universidad de California, Santa Bárbara) “una guerra de divisas junto a una comercial sería desastroso”. Por un lado los mercados financieros podrían desestabilizarse y podrían afectarse los flujos internacionales.

¿Puede ser la devaluación del Yuan un arma de negociación en su disputa comercial con EEUU? (desde la llegada de Trump, el Yuan acumula una subida del 9% respecto al USD$). Por un lado impulsaría la economía exportadora, pero generaría problemas en el pago de la deuda de empresas locales.

¿Acierta Trump en enfrentarse con China? Christopher Balding (HSBC Business School) dice que a Trump no le faltan razones en este enfrentamiento. No obstante también se apunta que cualquier guerra comercial va a ser táctica. Parece que la estrategia de Beijing puede ser presionar a las mayores multinacionales de EEUU (China es el principal mercado de estas) para que a su vez presionen a Washington en favor de China.

En ese sentido algunos analistas opinan que con las tarifas de Trump quien gana es China. Sólo el 3% de las importaciones de acero de EEUU llegan de China. El 10% llegan de Corea del Sur, de Japón casi el 6% y de Taiwan el 4%. Es decir, los más perjudicados serían los históricos aliados de Trump.

Recientemente se ha publicado que más de 1.100 economistas (incluyendo ganadores del premio Nobel y ex asesores presidenciales) han pedido a Trump que no cometa el mismo error de 1930 cuando el consejo de economistas avisó que una guerra de divisas junto a una comercial sería un desastre, no se atendió y el mundo pagó un precio muy caro como todos sabemos.

En ese sentido sabemos que se han iniciado negociaciones entre EEUU y China, acordándose un mecanismo de trabajo para estrechar la comunicación sobre las disputas comerciales.

Las próximas semanas y meses van a estar plagadas de noticias en todas las direcciones que deberemos seguir con atención. Pero volviendo al principio del artículo, hablamos del mayor mercado del mundo, lleno de incertidumbres, dificultades y trabas, pero con muchas oportunidades.

0
0

Únete a nuestro canal de innovación

Entérate de las últimas novedades.
Recibe nuestros artículos directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora

Sin Comentarios

Enviar un comentario

Artículos relacionados