Capital humano_nuevas tecnologias_ThinkUp_LKS

Cómo se adapta el capital humano a las nuevas tecnologías

La irrupción de las nuevas tecnologías ha traído la transformación de las empresas, de los modelos de negocio, de su forma de trabajar, de pensar, y, sobre todo, la posibilidad de ser más eficientes y más competitivos. Este cambio ha afectado sobre todo al área de recursos humanos, puesto que ellos son quienes están impulsando los cambios.

Así es cómo el capital humano se está adaptando a las nuevas tecnologías:

1- Ha cambiado la forma de evaluar a los empleados y de retener talento

Actualmente, gracias a las nuevas tecnologías es más fácil medir el rendimiento de las personas que trabajan en una organización, su actividad en tiempo real… Pero también es más sencillo tratar de retener el talento y gestionar el reconocimiento. Las nuevas herramientas no sólo sirven para tener un control mayor de lo que pasa en una empresa, sino que también son utilizadas para motivar a los empleados, llevar a cabo programas de innovación, hacer más transparentes las organizaciones… Al fin y al cabo se trata de alinear los intereses de quienes trabajan en la empresa con los de esta y convertirlos en embajadores de la misma.

2- Ahora el aprendizaje es continuo y más divertido

La rapidez con la que cambian las nuevas tecnologías hace que estemos en continuo aprendizaje. Las nuevas herramientas nos ofrecen la posibilidad de ser más eficientes y competitivos  tanto en las grandes empresas como en las pequeñas, pero para ello hay que formarse.

Por citar algunas de las novedades que se están realizando, hablaremos de los procesos de gamificación, es decir, que a través del juego una persona puede aprender a utilizar una nueva máquina. Una manera mucho más lúdica de aprender si la comparamos con leer el libro de instrucciones.

3- El trabajo es más colaborativo

Las nuevas tecnologías permiten una gestión integral de los servicios. El departamento de recursos humanos es el impulsor de iniciativas estratégicas que tienen el fin de mejorar operaciones, relaciones, comunicaciones y procesos. La información fluye a través de los distintos departamentos y permite tomar decisiones en un menor tiempo. Además, el contacto entre las distintas áreas de una empresa crea mayores sinergias lo que redunda en un aumento de la competitividad.

4- Nuevos liderazgos

Antes hemos hablado de la transparencia. Los nuevos líderes de las empresas utilizan las nuevas tecnologías para dar a conocer mejor el funcionamiento de la empresa, sus resultados, los objetivos de la misma. En definitiva, trata de aumentar la implicación de las personas para que se sientan parte de la organización.

¿Tu empresa se ha adaptado a las nuevas tecnologías? Nos encanta conocer las experiencias de las empresas. Escríbenos a nuestro canal de ingenio e innovación para que hablemos de lo que te interese.

0
0

Únete a nuestro canal de innovación

Entérate de las últimas novedades.
Recibe nuestros artículos directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora

Sin Comentarios

Enviar un comentario

Artículos relacionados