Smart Cities_Think Up_LKS_II parte

Cuando lo “Smart” es “ser Smart” (II.Parte)

Publicado por:

Joseba Bilbao, Responsable de Mercado y Grandes Cuentas en LKS: “Toda ciudad que se precie tiene que acuñar el concepto “Smart City” pero, ¿estamos hablando de lo mismo aplicado a Bilbao, Barcelona o Valencia, que aplicado a Cádiz, Getxo o Figueras?”

Las necesidades, en tiempo real

Resulta pertinente, para entender mejor el concepto “Smart”, tomar prestadas dos ideas que baraja el grupo técnico de normalización de AENOR referido a “ciudad inteligente”. Una de ellas es la que se refiere a la “visión holística de la ciudad”. Otra es la “capacidad de adaptarse en tiempo real a las necesidades de los ciudadanos”. A partir de ellas quizá proceda plantearse otras cuestiones.

Si tomamos, por ejemplo, la materia smart mobility, ¿de qué información dispongo? ¿Tengo datos acumulados que consideren volumen y tipología de vehículos que entran o salen en mi ciudad por cada una de las arterias de comunicación? ¿Por franja horaria? ¿Considerando destinos de esos vehículos? ¿Dentro de la ciudad o fuera de ella? ¿Considerando si son ocasionales o recurrentes? ¿O su tipología –transporte de mercancías, viajeros, particulares…–? ¿Y condiciones climáticas? Y si los tengo, ¿cuento con un protocolo de modificación de la señalética, los semáforos, carriles bidireccionales, etc. para anticiparse a determinadas circunstancias problemáticas, o soy capaz de movilizar los recursos de policía adecuados para prever dichas circunstancias problemáticas que, de acuerdo a la sintomatología, están a punto de ocurrir?.

O, ¿soy capaz de trasladar mensajes de móvil para aconsejar a aquellos que estén acercándose a las rutas de entrada más eficaces según destino, o incluso les aconsejo que aparquen su vehículo en un parking disuasorio –y le digo cuál es su disponibilidad– y que cojan un transporte público porque tardarán 1 hora añadida en acceder a su destino, o que modifiquen su ruta de transporte dejando la entrega o recogida de materiales dentro de la ciudad hasta pasadas 2 horas?

Smart cities_Think Up_LKS

Hay mucho camino por recorrer…

Solo con las tecnologías de las que, seguro, ya disponemos. Pero además cabe plantearse si mi Administración tiene los diferentes departamentos potencialmente implicados y lo suficientemente ordenados para responder de esta manera cuando recibamos información en tiempo real y, con los algoritmos pertinentes, se hayan procesado todos los datos en orden a desarrollar una gestión anticipatoria. O si sencillamente cuenta con equipos habituados al análisis de cuadros de mando, la toma de decisiones y la coordinación departamental. Y en todo caso cabe preguntarse –antes que nada– qué, de todo ello, es un objetivo prioritario para mi ciudad o mi territorio. ¿Forma parte de mi estrategia de gobierno? ¿La tengo definida? ¿Cuento con recursos económicos y profesionales para afrontarlo y no de manera puntual, sino de manera permanente, o puedo lograr que otros los faciliten?

“Seleccionar un ámbito de actividad coherente con los objetivos estratégicos de la ciudad y focalizar los esfuerzos, suele ser una propuesta realista”

Desde mi punto de vista, solo si soy capaz de plantearme retos e identificar necesidades que conviertan realmente en Smart a mi ciudad o región (y si es posible, integrando todos los ámbitos relacionados, desde la referida visión holística –no departamental, ni siquiera solo desde la Administración correspondiente–, tomando como referencia a la ciudadanía y buscando la capacidad de respuesta inmediata o incluso la anticipación, habiendo saturado todas las posibilidades y capacidades de la “tecnología tradicional”), solo entonces, decía, tendrá justificación abordar nuevas apuestas tecnológicas potencialmente más interesantes que provocarán un “círculo virtuoso” en los gobiernos de nuestras ciudades y regiones. Así, en dichos círculos virtuosos, nuestros gobernantes y profesionales de “lo público” descubrirán que pueden plantearse nuevas cuestiones y vías de solución, y que aún pueden ir más allá en su gestión pública en favor de los ciudadanos. Seleccionar un ámbito de actividad coherente con los objetivos estratégicos de la ciudad y focalizar los esfuerzos, suele ser una propuesta realista. No detenerse en la carrera de fondo de la construcción de una ciudad Smart es, en sí mismo, un logro.

0
0

Únete a nuestro canal de innovación

Entérate de las últimas novedades.
Recibe nuestros artículos directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora

Sin Comentarios

Enviar un comentario

Artículos relacionados