drones seguros_Think Up LKS

El mercado de seguros de drones podría llegar a los 1.000 millones de dólares en 2026

El mercado de los seguros de los drones –vehículos aéreos no tripulados- va a crecer exponencialmente, puesto que se prevé que para 2020 haya casi 5 millones de unidades, el triple de las que hay actualmente. Solo en EEUU se utilizarán más de 600.000 drones con fines comerciales, tres veces el número de aeronaves tripuladas de la aviación general, según datos de la Federal Aviation Administration (FAA).

A consecuencia de este crecimiento, durante los próximos diez años el negocio mundial de los seguros de drones alcanzará los 1.000 millones de dólares, según un estudio

Ya expusimos en un artículo anterior las posibilidades que ofrecen este tipo de vehículos aéreos no tripulados; realizar estudios para la agricultura, entrega de paquetes, control de incendios, entre otros fines. También destacamos la estricta normativa a las que están sometidos los drones, sobre todo, por la seguridad. Estos vehículos tienen el riesgo de colisionar en pleno vuelo o de que la persona que lo maneja pierda el control del dron. Es por ello, que los drones también tienen que tener un seguro de responsabilidad civil.

¿Qué cobertura debe de tener un dron?

El estudio recomienda que los operadores comerciales tengan una cobertura mínima de un millón de dólares y explican que en el caso de la pérdida de control de uno de estos aparatos durante la inspección de un edificio podría traducirse fácilmente en unas pérdidas de más de cinco millones de dólares. Y si se produjera una colisión de un dron contra el motor de un avión de pasajeros, añade, podría suponer 10 millones de dólares en daños materiales.

En nuestro país, para que un dron pueda ser asegurado debe de estar bien identificado y cumplir con los requisitos señalados por la legislación actualmente en vigor exigida por AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea).

Actualmente, existen más de 100 empresas registradas en dicho organismo que operan drones para usos comerciales, en su mayoría pymes que los utilizan sobre todo para la fotografía y la filmación las actividades, y que tienen asegurados sus vehículos.

Los expertos recomiendan que las personas que operen este tipo de vehículos aéreos no tripulados tengan una completa formación, con el fin de evitar riesgos e incidentes graves.

¿Te ha interesado el artículo? No dudes en sugerirnos temas que sean de tu interés. En este canal de Ingenio e Innovacion nos encanta recibir tus propuestas.

0
0

Únete a nuestro canal de innovación

Entérate de las últimas novedades.
Recibe nuestros artículos directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora

Sin Comentarios

Enviar un comentario

Artículos relacionados