Innovacion_estrategia_ThinkUpLKS

Estrategia en el Siglo XXI

Publicado por:

Cuando ya han pasado 17 años del presente siglo cabe empezar a extraer algunos aprendizajes sobre los cambios que esta nueva época ha traído en cualquier ámbito y, cómo no, también en el de la Estrategia. No nos referiremos en estas líneas exclusivamente a las prácticas de las grandes corporaciones, que son el objeto de una buena parte de los libros y artículos de management que se publican en el mundo, sino más bien a la forma en la que las muy diversas organizaciones con las que hemos trabajado durante estos años han concebido y han puesto en práctica su estrategia.

Diríamos en primer lugar que la Estrategia se ha generalizado. Si el mundo de la empresa y, en particular, el ámbito industrial fue pionero en ir más allá de los dictados del día a día e incorporar las bondades del pensamiento estratégico en la gestión, a él se han ido incorporando en este inicio de siglo todo tipo de organizaciones, públicas y privadas, pequeñas y grandes, con o sin ánimo de lucro, para las que hace unas décadas el concepto de estrategia resultaba extremadamente lejano.

Por otro lado, se ha reforzado el interés por el nivel corporativo de la Estrategia, algo particularmente visible durante los años de crisis. En mercados y entornos menos generosos y más competidos que antes, las organizaciones se han dado cuenta de que sin abandonar la estrategia de producto-mercado, en torno a la que pivotaron con fuerza las reflexiones estratégicas de periodos pasados, existen otras cuestiones que es preciso atender. El nivel corporativo de la Estrategia no tiene que ver con niveles organizativos sino con la naturaleza de diferentes cuestiones (por ejemplo; la gobernanza, el crecimiento, las políticas generales o a la gestión armoniosa de diferentes actividades) que inciden directamente en la sostenibilidad de las organizaciones.

Creemos interesante subrayar que se demanda también una Estrategia más subversiva y sintética que nunca, lejos de florituras y más orientada al cambio. En todo ello, tiene mucho que ver la emergencia de la innovación como uno de los factores de crecimiento más determinantes del Siglo XXI, sobre el que se ha escrito, hablado y debatido hasta la saciedad.

En este punto nos gustaría detenernos un poco más y hacer un modesto intento de descripción del contexto estratégico que las organizaciones están intentando dominar. Hacer realidad su deseo de incorporar de forma efectiva la innovación a la dinámica de su actividad requiere aceptar, entre otros peajes, la asunción de riesgos, la experimentación, los pequeños cambios continuos, el establecimiento de redes informales internas o la aceptación del error. En este marco demandante de flexibilidad y agilidad se ha llegado a cuestionar la utilidad de la Estrategia entendida en su concepción más esencial que la describe como la dirección de la organización a largo plazo.

Y es aquí donde las mejores organizaciones se han distinguido de otras, al entender que debe introducirse una Estrategia y una sistemática orientadas a la innovación ya que la innovación esporádica resulta más ineficiente que la ausencia total de innovación. A ello se añade la importancia de compaginar la agilidad con un marco estable, en el que la claridad de las líneas estratégicas, la apuesta por los valores y un liderazgo fuerte e inspirador son elementos identificados como contrapunto aparente a la demanda de una organización en constante cambio.

Así las cosas, una de las lecciones que hemos podido aprender durante estos años es que la Estrategia juega un papel especialmente relevante y el éxito está en alcanzar la coherencia corporativa para superar la paradoja que supone mantener el equilibrio entre este marco de estabilidad que proporciona la Estrategia y las necesidades de innovación y cambio. Las experiencias, éxitos y fracasos vividos durante estos últimos años nos ayudarán a actuar de forma más efectiva en este nuevo contexto estratégico.

¿Te ha interesado este artículo de Alfonso Echanove, Consultor de Estrategia de LKS? Cuéntanos como llevas a cabo el proceso de innovación en tu empresa.

0
0

Únete a nuestro canal de innovación

Entérate de las últimas novedades.
Recibe nuestros artículos directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora

Sin Comentarios

Enviar un comentario

Artículos relacionados