Start Ups_internacional_Think Up_LKS

Las start up nacen con vocación internacional

Publicado por:

En el año 2001 empezaron a surgir las start up, pero no fue hasta el comienzo de la crisis, en 2008, cuando tuvo lugar su eclosión. Estas empresas emergentes con base tecnológica nacieron en su mayoría con una vocación global de proyecto, y con una escalabilidad del modelo de negocio y de tecnología utilizada que permitía su internacionalización. Por ello, según el III Estudio Startups e Internacionalización 2015 elaborado por Ticketbis, el 82% de las start up ha tardado entre uno y dos años en comenzar el proceso de internacionalización, y tan solo el 18% ha esperado más de tres años.

Sin embargo, existen otras razones por las que las start up se abren a otros mercados. Entre ellas están la búsqueda de países con mayor potencial de crecimiento, la diversificación de riesgos, el otorgar un valor global a la empresa, la adquisición de nuevos clientes o la fusión.

El comercio electrónico sigue en auge

Respecto al área de negocio, los buenos resultados del comercio electrónico– el 24,8% de las empresas vascas realizó comercio electrónico, 3,2 puntos porcentuales más que el año anterior- animan a los emprendedores a centrarse en el e-commerce. De hecho, el 21% se dedican a la venta on-line, así como a las telecomunicaciones y nuevas tecnologías. Le siguen el turismo, entretenimiento, transporte y ticketing. La mayoría de los modelos de negocio proceden de EEUU, donde este tipo de empresas tecnológicas poseen más recorrido que las de nuestro país. Sin embargo, cabe destacar que el 61% de las start up son de capital 100% nacional.

Euskadi a la cabeza de las start up

El carácter emprendedor de los vascos también se refleja en el estudio realizado por Ticketbis, puesto que el 26% de los que crean una start up -el porcentaje más elevado- procede de Euskadi. Le siguen Madrid y Barcelona, con un 21%, Andalucía con un 11% y con menos de la mitad Castilla y León, Baleares, Asturias y Canarias.

Respecto a las carreras que estudian los emprendedores, destacan Ingeniería, ADE, Empresariales y Finanzas, Desarrollo y Programación, Derecho y Economía. De hecho, en el decálogo de cómo montar una start up, encontrarás dos premisas fundamentales: contar con al menos un perfil técnico y asegurarte el asesoramiento.

Los perfiles más demandados a la hora de contratar para trabajar en una start up son: software developer, ventas marketing online, it, business developer, atención al cliente, gestión de contenidos, gestión de flota, designer, analítica, experiencia de usuario, informático de sistemas, almacén, montaje, project manager.

Las mujeres son menos emprendedoras

Si ya reflejamos en un artículo anterior que un 31% de las empresas españolas no tiene ninguna mujer en la Alta Dirección, respecto a las start up hay que destacar que solo el 15% son fundadoras de este tipo de compañías. La buena noticia es que el porcentaje ha subido cinco puntos desde el año pasado.

0
0

Únete a nuestro canal de innovación

Entérate de las últimas novedades.
Recibe nuestros artículos directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora

Sin Comentarios

Enviar un comentario

Artículos relacionados