Acuerdos competencia_LKSNextLegal

Los acuerdos restrictivos de la competencia durante la pandemia del COVID-19

La actual crisis del CORONAVIRUS (COVID-19) ha impactado de manera directa en nuestras empresas, en los comercios y en la manera de llevar a cabo las relaciones comerciales. Tanto es así que las Autoridades de Competencia extreman la vigilancia de los cárteles en tiempos de crisis por ser los acuerdos colusorios los que más perjudican a la competencia. Sus consecuencias son las más graves, tanto para la economía o el mercado como para los consumidores. Pero, ¿cómo se aplican las normas de competencia durante el coronavirus? ¿Puedo pactar con mi competidor para obtener una alianza que mejore mi posición en tiempos de crisis? ¿Puedo pactar subidas de precios de los que ahora se consideran productos básicos?

La normativa de competencia y la vigilancia en su cumplimiento se refuerzan, pero siguen surgiendo dudas al respecto. Para resolver estas cuestiones, la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (“CNMC”) junto con la Dirección General de Competencia de la Comisión Europea y el resto de Autoridades Europeas de Competencia (denominadas en inglés, “European Competition Network”), han acordado una declaración conjunta sobre la aplicación de la normativa de competencia durante la crisis del Coronavirus (COVID-19).

En la mencionada comunicación, las Autoridades de Competencia afirman que esta situación extraordinaria generada por la pandemia puede desencadenar necesidades en las empresas para cooperar entre sí y asegurar así el suministro y la distribución de ciertos productos escasos para los consumidores. En este sentido, afirman en la comunicación que no intervendrán activamente contra las medidas necesarias y temporales que se tomen para evitar la escasez de oferta.

La decisión de las autoridades de no perseguir este tipo de medidas se basa en que, teniendo en cuenta las circunstancias actuales, resultaría poco probable que las medidas fueran problemáticas desde el punto de vista del artículo 101 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea porque generarían eficiencias que muy probablemente superarían cualquier restricción de competencia. El mencionado artículo regula, en concreto, la prohibición expresa de los acuerdos que tengan por objeto o efecto impedir, restringir o falsear el juego de la competencia.

Por otro lado, la pandemia ha generado un cambio en el mercado de productos de primera necesidad, como lo pueden ser ahora las mascarillas, geles desinfectantes, los Equipos de Protección Individual, entre otros. Entre los servicios básicos, en estos momentos, los supermercados, servicios funerarios y farmacias, entre otros, son los más demandados.

Así pues, las Autoridades de Competencia señalan que, asegurar  la disponibilidad de estos productos considerados esenciales a precios competitivos será uno de sus principales objetivos. Debido a esto, las Autoridades de Competencia de los diferentes Estados Miembros vigilarán más de cerca a aquellas empresas que pretendan aprovecharse de la situación creando cárteles de precios de los productos esenciales o abusando de su posición de dominio, ambas actividades prohibidas en el marco del Derecho de la Competencia.

En el Estado de Alarma en el que estamos inmersos, en España no está permitido el denominado “cártel de crisis”. Dicho de otra manera, los acuerdos por tiempo limitado entre competidores para hacer frente a una situación de emergencia están prohibidos.

Si bien es cierto que, en países como Reino Unido y Países Bajos, ya se están autorizando ciertos acuerdos de este tipo, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia española ha dejado bien claro que “extrema la vigilancia ante posibles abusos o prácticas que pudieran entorpecer el abastecimiento o producir encarecimiento de los productos necesarios para la protección de la salud ante esta emergencia sanitaria”.

Por ello y, aunque la situación sea de extrema gravedad, no todo acuerdo es válido entre competidores. La normativa de competencia seguirá vigente y las autoridades extremaran su vigilancia, incluso estableciendo, como así lo ha hecho la CNMC, un correo electrónico como buzón específico de denuncias y consultas de competencia relacionadas con el COVID-19.

Así, si las empresas tienen dudas sobre la compatibilidad de las iniciativas de cooperación entre las mismas con el derecho de la competencia de la Unión Europea y del Espacio Económico Europeo, LKS Next LEGAL puede prestar asesoramiento para dirigir cualquier consulta a las autoridades pertinentes o a cualquier organismo de defensa de la competencia nacional.

0
0

Únete a nuestro canal de innovación

Entérate de las últimas novedades.
Recibe nuestros artículos directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora

Sin Comentarios

Enviar un comentario

Artículos relacionados