New York_smart cities_Think Up LKS

Nueva York es la ciudad más inteligente del mundo ¿Quieres saber por qué?

La ciudad que nunca duerme fue elegida como la más inteligente en la pasada feria Smart City World Congress celebrada en Barcelona. La ciudad que nunca duerme también ocupa el primer puesto en el Índice Cities in Motion (ICIM), que elabora el IESE.

¿Qué se valora de las ciudades para que estas sean smart cities?

– La optimización tecnológica

– El compromiso medioambiental

– La cohesión social

– La gestión eficiente del uso de recursos (con o sin herramientas tecnológicas)

En cuanto a Nueva York, su alta valoración se basa en la gran penetración de la tecnología en la ciudad y en su capacidad de generarla. Además, destaca por ser el polo económico más importante del mundo, atrae a muchas empresas y también impulsa la creación de las mismas. Por último, es una ciudad que sabe atraer talento.

Pese a ser esas las características más valoradas por la IESE, Nueva York también ha estado trabajando en estos últimos años otras áreas para convertirse en una smart city:

– Ha implantado sistemas de iluminación inteligentes y medidores de agua inalámbricos en todos los edificios públicos

– Ha adaptado los servicios a las personas mayores (más de un millón de sus residentes superan la edad de 60 años):

  • Ha instalado más bancos en parques, paradas de bus…
  • Se ha incrementado el tiempo de cruce de carreteras en barrios de población más anciana…
  • Han aumentado las fuentes de letra de los paneles informativos del metro
  • Han establecido horarios restringidos para mayores de 60 años en las piscinas
  • Se ha ampliado la oferta de cursos en la Universidad específicos para dicha población

¿Cómo se ha enfrentado Nueva York a sus problemas de movilidad?

Respecto a la movilidad, en cualquier película en la que aparece Nueva York, y son muchas, se puede ver una ciudad con un gran tráfico. Esto no es ficción, refleja la realidad. Para combatir este problema la alcaldía de Nueva York puso en marcha varias iniciativas que no consiguieron su objetivo. Pero tras algunos fracasos dieron con el modo de aliviar el tráfico neoyorquino.

Las cámaras de tráfico NYCDOT, recogen datos del tráfico, y estos permiten cambiar los patrones de los semáforos en tiempo real, que permanecen abiertos entre 45 y 120 segundos en función no solo de los datos de esa calle, sino de toda el área circundante.  Así el tráfico se regula minuto a minuto, dando preferencia a despejar el tráfico general y no vías específicas.

Pese a los buenos resultados, en Nueva York se sigue trabajando para mejorar la movilidad y los expertos creen que el siguiente paso será  la integración del control de los semáforos con las rutas de los vehículos seleccionadas en cada uno de los GPS de los conductores.

¿Te ha interesado el artículo? Si quieres saber más sobre smart cities no dudes en escribirnos.

0
0

Únete a nuestro canal de innovación

Entérate de las últimas novedades.
Recibe nuestros artículos directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora

Sin Comentarios

Enviar un comentario

Artículos relacionados