Obstaculos_innovacion_ThinkUp_LKS

Obstáculos a la innovación por parte de los empleados

Cada vez más empresas animan a sus empleados a innovar. Crean concursos de ideas, les facilitan herramientas que fomentan la innovación, les ofrecen dedicar un 15% de su tiempo laboral para trabajar en nuevas ideas o se forman grupos transversales que se reúnen a menudo para compartir ideas que puedan derivar en nuevos proyectos.

En vista de las facilidades que existen hoy en día en las empresas para innovar, ¿cuál es el problema para que los empleados no lo hagan? La respuesta está en el estudio elaborado por Watch & Act sobre los retos de la innovación colectiva.

Principales obstáculos a la innovación

– Miedo a salir perdiendo

En este aspecto coinciden directores generales, de área, mandos intermedios y empleados. Existe un gran miedo al fracaso, a perder dinero, poder, sin tener en cuenta que es muy difícil acertar a la primera y que de los fracasos se aprende. De hecho, el post-it nació de un error.

– Carga de trabajo

La mayoría de las veces la excesiva carga de trabajo impide tener la mente despejada para pensar en otros proyectos o tener otras ideas. La presión por sacar el trabajo adelante hace que innovar no sea una prioridad.

– Cortoplacismo

La innovación no reporta beneficios inmediatos. Es necesario invertir tiempo y dinero en ella, cometer errores, volver a intentarlo. Muchas empresas no tienen visión a largo plazo y ven como una pérdida de tiempo dedicar recursos a innovar.

Soluciones para implantar la innovación en las empresas

En el citado estudio, los encuestados también ofrecen las posibles soluciones para que los empleados puedan innovar.

– Tolerar el error

No tener miedo al fracaso y saber que forma parte del proceso.

– Crear un proceso ágil

Cuanto más implantado esté el proceso de innovación, se necesitarán menos recursos y será más sencillo crear nuevos proyectos y desarrollarlos. También es importante la formación de los empleados, crear canales que faciliten el flujo de información, así como fomentar el desarrollo de nuevas ideas. Como afirma Elena Zárraga, directora general en LKS, “no hay modelos de negocio que, ‘per se’, sean más innovadores que otros” sino que incide más “el estilo de dirección o el modo en que se interactúa con las personas”.

 – Política integral de innovación

Este punto es el que permitirá que sea un proceso ágil. Para ello la innovación debe de ser parte del ADN de la empresa. Es importante sistematizar procesos de innovación, incorporarlos en  el desarrollo de la empresa y que los empleados conozcan los objetivos de la organización, así como la estrategia que se está llevando a cabo y las directrices que se deben de seguir.

– Dotar de presupuesto

No se puede innovar sin un plan de negocio. Es necesario que el proceso de innovación esté dotado de un presupuesto y tratar de prever el retorno de esa inversión.

– Colaboración con los clientes

El desconocimiento de los clientes a veces supone un obstáculo para la innovación. Analiza sus necesidades, trata de satisfacerlas. Para ello, pregúntale qué necesita, cómo puedes mejorar tu producto.

Y en tu empresa, ¿qué obstáculos has detectado que frenan la innovación por parte de los empleados? Cuéntanos tu experiencia o haznos llegar tus sugerencias.

0
0

Únete a nuestro canal de innovación

Entérate de las últimas novedades.
Recibe nuestros artículos directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora

Sin Comentarios

Enviar un comentario

Artículos relacionados