Proceso consciencia emocional visual silvia carreras_Think Up_LKS

Pasos para aumentar la competencia emocional (II.Parte)

Como ya te adelantamos en el post anterior, uno de los principales retos a los que se enfrenta la Industria 4.0, es el de facilitar el desarrollo de la competencia emocional de las personas que las componen. Necesitan poder liderar en sus tareas, entendiendo las motivaciones de los demás, interactuando con respecto y viendo a las personas como un fin en sí mismo.

Para que las personas de nuestras empresas consigan desarrollar su competencia emocional proponemos tres pasos importantes. Te las contamos a continuación:

PASO 1: consciencia emocional

Tener la capacidad de identificar qué es lo que estoy sintiendo, para qué lo estoy sintiendo y por qué lo estoy sintiendo.

No es posible gestionar las propias emociones si no se está conectado con lo que uno siente. Desarrollar la consciencia emocional, permite (entre otras cosas) evitar explosiones emocionales y reactivas cuando se desborda la emoción del enfado, pero también sacar toda la potencialidad a la creatividad cuando la curiosidad se despierta.

Para aumentar la consciencia emocional, merece la pena trabajar en 3 líneas distintas de actuación:

    • Entender que las emociones forman parte de nuestro ser y repercuten constantemente en nuestro día a día, (con lo que, al entender su importancia, me dedico a mirarlas, a volverlas conscientes, a darles un espacio en mis rutinas); en definitiva: naturalizarlas.

 

    • Ponerles nombre, aprender a distinguirlas, (y saber diferenciar la precaución de la preocupación, o la envidia del enfado…) definiendo los matices en los que yo coloco las diferencias. Aprendiendo para qué está cada una de las emociones que siento, entender qué información me está dando respecto al entorno y poder así actuar en consecuencia.

 

    • Desarrollar una conexión emocional en el aquí y ahora, que me permita ser consciente de lo que siento en cada momento y que por tanto posibilite una gestión más sana y pertinente.

 

PASO 2: gestión emocional

Tener una respuesta emocional coherente, sana y positiva.

Una gestión emocional (cómo actúo ante cada emoción) adecuada, posibilita que no queden nudos emocionales ni conflictos latentes en las personas y/o en los equipos, pero también sacar todo la potencialidad y energía de los mismos.

Planteamos dos claves básicas que facilitan esa gestión emocional:

    • Reciclaje emocional: tener la capacidad de modelar la intensidad con la que se presenta la emoción, para que esa intensidad sea justo la que requiere la situación, evitando estallidos emocionales, pero también falta de energía emocional, que algunas situaciones requieren.

 

    • Gestión de la conducta: hacer con las emociones algo que sea sano para mí, pero que a la vez sea ajustado a las necesidades del equipo y/o de la empresa en la que estoy desarrollando mi actividad.

 

PASO 3: evaluación emocional

Hacer evaluación constante de cuáles son mis respuestas emocionales más comunes, evaluar tanto su intensidad como su pertinencia y revisar de un modo crítico mi forma de mirar la realidad que me rodea.

Dos aspectos que facilitan incluir en el día a día esta evaluación emocional, son los siguientes:

    • Tener planificado un espacio periódico, en el que evalúo cómo ha sido mi respuesta emocional en los diversos episodios vividos; revisar si mi modo de enfocar la situación y de percibirla ha sido ajustado o desproporcionado.

 

    • Revisar de manera periódica de qué modo enfoco la realidad, (con qué piedras suelo tropezarme de forma recurrente, qué tipo de creencias tengo respecto al entorno laboral o respecto a mí mismo…)

 

Por tanto, uno de los principales retos a los que se enfrenta la industria 4.0, es el de facilitar el desarrollo de la competencia emocional de las personas que las componen. Y es un reto porque nunca se vivió como prioridad el hecho de invertir en ese sentido. Pongámonos a ello, ayudemos a las personas de nuestras empresas a desarrollar su competencia emocional y veremos los resultados no sólo en el clima empresarial sino también en la cuenta de explotación.

0
1

Únete a nuestro canal de innovación

Entérate de las últimas novedades.
Recibe nuestros artículos directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora

Sin Comentarios

Enviar un comentario

Artículos relacionados