Abogado_empresa_Think Up_LKS

¿Por qué una PYME necesita un abogado de empresa?

Publicado por:

Un abogado te asesora para prevenir problemas y en caso de surgir estos te ayuda a resolverlos de la manera más eficaz posible. De hecho, en Europa la contratación de un seguro de protección jurídica por parte de pymes y autónomos es muy habitual, puesto que no se pueden permitir un abogado en plantilla. De esta manera reducen los gastos legales que no habían previsto y que desgraciadamente siempre surgen. A continuación te explicamos para qué es necesario un abogado:

  1. Para poner las cláusulas que se ajusten a nuestros intereses:

A la hora de llegar a un acuerdo o de vender un producto debemos de redactar las clausulas que nos protejan ante posibles incidencias. Una cláusula fundamental es la de acudir a una conciliación antes que a un juicio para intentar llegar a un acuerdo en el caso de surgir un conflicto.

  1. Para poder cobrar en el tiempo establecido:

El plazo medio de pago entre medianas y pequeñas empresas alcanza los 96 días.  Tanto la Directiva europea de lucha contra la morosidad, como la Ley de Morosidad española establecen que si no se paga una factura en el plazo de 60 días, el deudor deberá pagar el interés de demora pactado en el contrato o el fijado por la Ley. Además, el incumplimiento del plazo dará derecho al acreedor a reclamar una indemnización por los costes de cobro debidamente acreditados.

Muchas empresas no conocen esta normativa y tampoco la forma en que se pueden acortar estos plazos. La manera más efectiva para hacerlo es realizar todo el proceso de forma documentada. Es necesario entregar un presupuesto y solicitar que se acepte, documentar cuando ha sido la entrega del producto y especificar lo que se ha entregado. De esta manera, se podrá acreditar cualquier incumplimiento de lo pactado y reclamar con más celeridad. Poder consultar con un abogado facilita este proceso.

  1. Para contratar a un empleado:

El excesivo coste de estructura puede llevar a la ruina a una empresa. Es necesario tener un buen asesoramiento profesional para realizar los contratos y conocer nuestros derechos. Desde la última reforma laboral existe más flexibilidad a la hora de realizar un contrato. Un abogado también nos informará de las subvenciones de que disponemos a la hora de contratar.

  1. Para no perder la casa:

Un abogado le ayudará a valorar los riesgos que puede correr si es administrador de una Sociedad Anónima o de Responsabilidad Limitada. Si realiza una mala gestión en muchas ocasiones deberá responder con su patrimonio personal y podrá llegar a ser inhabilitado para ser de nuevo administrador. Además, la Ley de Sociedades de Capital afirma que “cualquier infracción del deber de lealtad no sólo fijará la obligación de indemnizar el daño causado al patrimonio social, sino que también se deberá devolver a la sociedad el enriquecimiento injusto obtenido”.

  1. Para evitar problemas con la Agencia de Protección de Datos:

No es un tema baladí, hay que tener mucho cuidado con los datos de clientes, empresas, etc… No se pueden enviar correos electrónicos con ofertas sin consentimiento de estos, tampoco se pueden organizar sorteos sin crear ficheros registrados en la Agencia Española de Protección de Datos, y es necesario que exista un espacio físico separado para guardar archivos con datos de clientes en el caso de tenerlos en papel. ¿Sabías que las multas por no cumplir esta ley pueden llegar hasta los 600.000 euros? Y no olvides que en tu sitio web también debe de aparecer el aviso legal.

0
0

Únete a nuestro canal de innovación

Entérate de las últimas novedades.
Recibe nuestros artículos directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora

Sin Comentarios

Enviar un comentario

Artículos relacionados