Innovacion_desgrava_Think-Up_LKS.jpg

Por si no lo sabías … invertir en innovación desgrava

Las pymes son la base de nuestra economía y las que más proyectos de innovación ponen en marcha. De hecho, en nuestro país el año pasado las pymes invirtieron el 46,3% de su presupuesto en innovación, mientras que Francia o Alemania no superaron el 23% y el 11%.

En Euskadi la inversión en innovación por parte de las empresas fue de 2.443,2 millones de euros en 2015. Y para financiarla, el 26,6% de dichas empresas optó por solicitar ayudas. El Gobierno Vasco es el que ofrece mayor financiación, de hecho, del total de empresas con innovación que reciben ayudas, el 67,3% las recibe de dicho organismo. En menor medida son las Diputaciones Forales (7,9%), la Administración del Estado (7,4%) y las locales (3,9%), las que subvencionan la innovación.

Deducciones para incentivar la investigación, el desarrollo y la innovación tecnológica

Actualmente el gobierno central también aplica una serie de deducciones para fomentar la innovación. Si todavía no las conoces, te explicamos cómo puedes aplicarlas en tu empresa.

La base de esta deducción está constituida por el importe de los gastos de investigación y desarrollo y, en su caso, por las inversiones en elementos de inmovilizado material e intangible excluidos los edificios y terrenos. Se considera gastos de investigación y desarrollo los realizados por el contribuyente, incluidas las amortizaciones de los bienes relacionados con las citadas actividades.

La base de la deducción se minora en el importe de las subvenciones recibidas para el fomento de dichas actividades e imputables como ingreso en el período impositivo. Los gastos de investigación y desarrollo que integran la base de la deducción deben corresponder a actividades efectuadas en España o en cualquier Estado miembro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo.

Igualmente se consideran gastos de investigación y desarrollo las cantidades pagadas para la realización de dichas actividades en España o en cualquier Estado miembro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo, por encargo del contribuyente, individualmente o en colaboración con otras entidades.

Las inversiones se entienden realizadas cuando los elementos patrimoniales sean puestos en condiciones de funcionamiento.

Porcentajes de deducción

- El 25% de los gastos efectuados en el período impositivo por este concepto.

En el caso de que los gastos efectuados en la realización de actividades de investigación y desarrollo en el período impositivo sean mayores que la media de los efectuados en los 2 años anteriores, se aplicará el 25% hasta dicha media, y el 42% sobre el exceso respecto de ésta. Además de la deducción que proceda, se practicará una deducción adicional del 17% del importe de los gastos de personal de la entidad correspondientes a investigadores cualificados adscritos en exclusiva a actividades de investigación y desarrollo.

El 8% de las inversiones en elementos de inmovilizado material e intangible, excluidos los edificios y terrenos, siempre que estén afectos exclusivamente a las actividades de investigación y desarrollo.

Los elementos en que se materialice la inversión deberán permanecer en el patrimonio del contribuyente, salvo pérdidas justificadas, hasta que cumplan su finalidad específica en las actividades de investigación y desarrollo.

¿Te ha interesado el artículo? Escríbenos y cuéntanos que temas te interesan para que tratemos en este canal de ingenio e innovación.

0
0

Únete a nuestro canal de innovación

Entérate de las últimas novedades.
Recibe nuestros artículos directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora

Sin Comentarios

Enviar un comentario

Artículos relacionados