interculturalidad_thinkuplks

¿Quieres hacer negocio en otros países? Estudia su cultura

Publicado por:

 “ He traducido mi página web a inglés y me he sacado el Proficiency ” ¿De verdad crees que esto es suficiente para hacer negocios con otros países? Si te has planteado abrirte mercado fuera de nuestras fronteras tienes que tener en cuenta que cada cultura tiene su forma de hacer negocios.

Existen una serie de factores que se deben conocer antes de entrar en otro país. Es muy importante el uso del tiempo, en Japón no cierran jamás un contrato en la primera reunión, es de mala educación; también debes de saber cómo son las relaciones profesionales, en unos países no se habla nada durante las reuniones y eso no quiere decir que no estén interesados en tu negocio, y en otros da la impresión de que se va a firmar el contrato en el momento y luego no se firma. En definitiva, cada país posee sus tradiciones, sus comportamientos, sus formas de vida y sus procesos de pensamiento.

Analicemos algunos ejemplos: En Estados Unidos, Canadá o Australia prima la eficacia, son competitivos y están orientados hacia una meta. Además, los gerentes consultan las decisiones a sus subordinados. En países como Indonesia, Malasia, Colombia o Ecuador, se evita el conflicto y prevalece el bien particular frente al de grupo. Los jefes toman las decisiones y los subordinados las ejecutan.

Legislaciones diferentes

Otro punto de gran dificultad para la internacionalización de las empresas es la diferente legislación que existe en cada país. Juan María Palencia, vicepresidente de MONDRAGON automoción lo conoce bien. Según Palencia “las empresas al hacerse globales tienen una exposición a culturas, normativas, leyes e intereses diversos. Para poder focalizar los esfuerzos en el negocio es imprescindible contar con asesoramiento legal y el conocimiento de diferentes marcos normativos. Mi experiencia durante estos años trabajando con LKS ha sido muy positiva ya que nos ha ayudado en la compleja aventura de la internacionalización aportando claridad y racionalidad en los contratos y acuerdos”.

Emprender un proceso intercultural

Como afirma Juan María Palencia, las empresas cada vez son más globales y en consecuencia poseen una mayor diversidad. Esta debe utilizarse con el fin de conseguir un impacto positivo en la productividad y en el trabajo en equipo. A la hora de pensar una solución a un problema un grupo homogéneo tendrá un pensamiento único. Pero si el grupo posee diferentes perspectivas culturales tendrán en cuenta muchos más aspectos que el anterior para encontrar una solución.

La movilidad demográfica también permite a las empresas tener empleados procedentes de cualquier lugar del mundo, lo que facilita al equipo de trabajo tener otras perspectivas. Realizar actividades lúdicas que permitan conocer las culturas de países con los que se trabaja ayudará al proceso intercultural de la empresa, y a mejorar sus ventas, de hecho, empresas como IBM ya lo están haciendo.

0
1

Únete a nuestro canal de innovación

Entérate de las últimas novedades.
Recibe nuestros artículos directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora

Sin Comentarios

Enviar un comentario

Artículos relacionados