Innovacion_empresas_Think Up_LKS

Sin innovación las empresas desaparecen

Las medianas empresas aportan la cuarta parte de la inversión en I+D que se hace en nuestro país, alrededor de 1700 millones de euros, porque saben que sin innovación no pueden ser competitivas.

Cuando hablamos de innovación, nos viene a la cabeza la tecnología (smartphones de última generación, robots…). Sin embargo, innovar no es solo crear nuevos dispositivos electrónicos; también es establecer nuevos modelos de gestión, de organización… Para comprender mejor cómo hacerlo, veamos a continuación los tipos de innovación que se pueden llevar a cabo:

– Innovación de producto o servicio:

Introducir en el mercado productos/servicios nuevos o con mejoras. Estas pueden centrarse en las especificaciones técnicas, en los componentes, en los materiales, la incorporación de software…

Un ejemplo de esto son los nuevos trolebuses eléctricos sin catenarias asociadas. Para evitar montar grandes baterías, el vehículo despliega un brazo de conexión en las paradas y se recarga durante unos 15 segundos. Así va recibiendo cargas parciales suficientes para cubrir una jornada de servicio completa sin interrupciones.

– Innovación de proceso:

Introducir procesos nuevos o mejorados de fabricación, logística o distribución. La industria textil sabe mucho de innovar en el proceso. Algunas compañías han implantado  tecnología de identificación por radiofrecuencia (RFID), que permite la identificación individualizada de prendas  desde las plataformas logísticas hasta su venta en tienda. Proporciona una mayor agilidad en la distribución y una mayor precisión en la gestión de las prendas en las tiendas.

– Innovación organizacional:

Incluir nuevos métodos organizacionales en el negocio: la gestión de conocimiento o del sistema de calidad, la formación de los recursos humanos, la organización del trabajo o las relaciones hacia el exterior.

Un ejemplo es el método “bridge building”, que ayuda a mejorar la comunicación de la empresa. En una farmacéutica lo aplicaron y aumentaron un 20% las ventas. Redujeron las máquinas de café de una para cada seis a una por cada 150 empleados y consiguieron una innovadora forma de mejorar la comunicación.

– Innovación de marketing

Implementación de nuevos métodos de marketing, incluyendo mejoras significativas en el diseño meramente estético de un producto o embalaje, precio, distribución y promoción. Steve Jobs afirmaba que el producto comenzaba en el packaging. Abrir el embalaje que lo contenía ya tenía que ser una experiencia, y el creador de Apple fue un gran innovador en este sentido.

Todos estos procesos se pueden realizar de manera puntual o sistemática. Sin embargo, contar con un modelo de innovación en la empresa contribuye a que esta esté en constante evolución y se adapte mejor a los retos del futuro. ¿Tu empresa cuenta con un modelo de innovación? Nos encantará conocer tu experiencia, no dudes en contárnosla.

0
0

Únete a nuestro canal de innovación

Entérate de las últimas novedades.
Recibe nuestros artículos directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora

Sin Comentarios

Enviar un comentario

Artículos relacionados