Dropbox_Think Up_LKS

Cómo recuperar archivos eliminados en Dropbox y otros servicios de la nube

¿Quién no ha oído alguna vez lo difícil que es darse de baja de Facebook? Cuando quieres abandonar esta red te pregunta varias veces si estás seguro de ello, y, por si acaso te arrepientes, quedas en una especie de limbo del que puedes volver. Por suerte, esto también pasa cuando borras un archivo guardado en servicios de almacenamiento en la nube como Dropbox, Google Drive o OneDrive, entre otros.

Ten en cuenta que si eliminas un archivo desde el PC de casa, también se borrará en tu móvil o en el portátil del trabajo, porque Dropbox sincroniza todos los dispositivos. Pero la estrategia de Facebook nos ayuda, puesto que el contenido permanece en el servidor durante por lo menos 30 días –si eres cliente de pago el tiempo se alarga hasta 1 año-.  En el caso de Google Drive el dinero no cambia las cosas, puedes acceder a los documentos eliminados durante meses.

Pero, ¿si en vez de borrarlo, simplemente hemos corregido algunas cosas y lo hemos guardado, y el resultado no nos ha gustado? No debe de cundir el pánico, el archivo anterior se puede recuperar entrando en la web de Dropbox o Google Drive, porque se guarda durante 30 días.

 Ventajas de usar servicios de almacenamiento en la nube

Seguro que utilizas algún servicio de almacenamiento en la nube. Si es así habrás comprobado que una de las ventajas más importantes que te ofrece es que si el ordenador se estropea, concretamente el hardware, los documentos permanecerán en la nube y podrás acceder a los archivos desde cualquier otro dispositivo. Pero si todavía no los utilizas, a continuación te exponemos otras ventajas para que te animes a usarlos:

      • El almacenamiento en la Red nos permite realizar un backup de la información, lo cual es una protección muy práctica frente a virus y malware.
      • Podemos acceder a nuestra información de forma instantánea desde cualquier lugar del mundo.
      • Compartir información y trabajar de forma colaborativa es cada vez más fácil.
      • Si atendemos a los datos de robos y extravíos de dispositivos físicos, mantener la información en la nube es incluso más seguro que dentro de un equipo físico.

 

El único problema de los servicios en la nube es que dependen de una conexión a Internet. Por ello, es bueno disponer de copias de seguridad de archivos que usemos a menudo o sean importantes en soporte físico, como un disco duro externo o el del propio ordenador, para que un corte en el suministro de la red nos haga perder la mañana.

Seguro que conoces más ejemplos sobre cómo recuperar archivos eliminados en Dropbox. No dudes en contárnoslos, estaremos encantados de escucharte.

0
0
ThinkUp_LKS_ERP_nube

¿ERP en la nube es la mejor opción para tu empresa?

Obtener el máximo rendimiento de las inversiones en tecnologías que realiza tu empresa, a nivel tanto de recursos como de procesos, es el objetivo de LKS Consultoría Tecnológica. Por ello, asesoramos a nuestros clientes para que escojan e instalen la mejor solución para tu empresa. En esta ocasión queremos ofrecerte unas pautas para que conozcas si tu empresa es adecuada para ERP en la nube:

  • No poseer ERP: En el caso de que la empresa no tenga ERP previa será muy sencillo poner en marcha ERP en la nube, puesto que se comienza desde cero, y no habrá problemas de integración. En el caso de poseer el ERP será necesario desarrollar un plan para identificar y diseñar un método con el fin de manejar los puntos de integración.
  • Ser una multinacional: Cualquier trabajador puede conectarse a la nube desde su lugar de trabajo, esté en el país que esté. ERP en la nube ahorra tiempo y facilita el trabajo.
  • Haberse fusionado con otras empresas: Todas las compañías pueden integrar el ERP en la nube, pero en el caso de que alguna de estas ya tenga su propia nube, también es posible integrar el ERP en esta.
  • Utilizar aplicaciones sencillas: En el caso de que utilicen el correo electrónico y otras aplicaciones que no sean complicadas el ERP en la nube no será un problema puesto que no habrá que migrar datos. Si las aplicaciones son complejas es necesario dedicar un tiempo a buscar su arquitectura, el tamaño de la implementación, y la forma en que interactúa consigo misma y con otros sistemas de la empresa. Si no se realiza así la aplicación no funcionará con éxito en la nube.
  • No ser fabricante de tecnología: Si el valor de la empresa no reside en un proceso impulsado por ERP, un software sencillo en la nube le será muy útil para almacenar datos, para tareas de oficina y para mensajería.
  • No necesitar exclusivamente soluciones personalizadas: Si se adaptan a las soluciones estándar del mercado, ERP en la nube encajará a la perfección.
  • Operar en un país donde no se ha regulado el almacenamiento de datos de forma estricta: Depende del país donde se ubique la empresa, este puede tener una normativa muy estricta sobre el lugar donde se almacenan los datos sensibles.
  • Pertenecer a sectores emergentes: El ERP en la nube es una ventaja competitiva para este tipo de empresas. Muchas de las compañías consolidadas no poseen ERP en la nube.

Tipos de nubes:

Existen públicas, privadas e híbridas. En las nubes públicas un tercer proveedor presta aplicaciones y servicios web a una empresa que no es propietaria de estos; en la privada también puede ser un tercero el que provea a la empresa de alojamiento y acceso a servicios o puede ser operada de forma interna, pero la propiedad sí es de la empresa y los servicios no se comparten. En las híbridas se mezclan características de ambos tipos de nubes.

Cada vez más empresas migran sus aplicaciones a la nube, pero una vez realizado el trabajo, no debemos olvidar que las empresas de canal pueden proporcionar tanto el soporte de gestión y monitoreo, como solucionar cualquier problema que pueda surgir con los sistemas basados ​​en la nube.

En LKS acompañamos a nuestros clientes en todo el proceso. Si quiere conocer si su empresa está preparada para ERP en la nube no dude en consultarnos.

0
0