Evolución digital_Think Up LKS

España va a la zaga en el Índice de Evolución digital

La llegada de Internet abrió múltiples posibilidades para el desarrollo de los países a nivel económico y social. Pero en la actualidad no todos están aprovechando las oportunidades que ofrece la red. Con el objetivo de analizar la trayectoria digital de los países,  un grupo de investigadores de la Fletcher School, perteneciente a la Tufts University (Boston) ha desarrollado el Índice de Evolución Digital (DEI, por sus siglas en inglés).

Estos analizan  la demanda, la oferta, el entorno institucional y la innovación de cada uno de los países, para situarlos en un ‘ranking’ en función de su evolución digital. Y según este España se está quedando atrás en cuanto a optimización de la red para mejorar su economía digital.

España se sitúa entre los que han alcanzado un nivel alto de evolución en el pasado pero que han perdido impulso -Francia, Holanda o Finlandia- y los que han obtenido puntuaciones muy bajas -Egipto o Hungría-, aunque está mucho más cerca del primer grupo.

Según los resultados del Índice de Evolución Digital, España tiene que aprovechar su oferta y su innovación para subir del puesto 25 en el que se encuentra. Pero para mejorar no hay que mirar solo a los países con altos niveles de evolución digital. Los mercados emergentes están apostando fuerte por la economía digital y puede que superen a los del G-7.

Comercio electrónico en países emergentes

De momento, Amazon en EEUU y Alibaba en China, son los gigantes del comercio electrónico. La plataforma china fue fundada en 1999 por Jack Ma. Y lo hizo desde su apartamento, con un capital de 60.000 dólares que había conseguido reunir y con 17 amigos. En origen ponía en contacto a fabricantes chinos con compradores en el extranjero. Actualmente es un consorcio privado dedicado al comercio electrónico en Internet, que incluye un motor de búsqueda de comparación de precios y servicios de almacenamiento de datos en la nube.

Pero en países emergentes también se han creado otras start up que revolucionarán el panorama del comercio electrónico. Destacan  Jumia que opera en nueve países de África, Namshi en Oriente Medio, y Jabong en India.

Todas estas start up de mercados emergentes pertenecen a la red de Rocket Internet, una empresa alemana fundada en 2007 que quiere competir con Amazon y Alibaba; de hecho, en su página web te reciben con el lema “Nuestra misión: Convertirnos en la mayor plataforma del mundo de Internet fuera de EEUU y China”. Pero Rocket Internet no solo centra sus negocios en países emergentes, en España también han comprado la nevera roja-una plataforma on line de comida a domicilio-. Esta start up ha sido una de las que mayor crecimiento ha tenido en nuestro país. Y el que hecho de que haya interesado a Rocket Internet da una idea de las posibilidades que tiene nuestro mercado.

0
0
Start Ups_internacional_Think Up_LKS

Las start up nacen con vocación internacional

En el año 2001 empezaron a surgir las start up, pero no fue hasta el comienzo de la crisis, en 2008, cuando tuvo lugar su eclosión. Estas empresas emergentes con base tecnológica nacieron en su mayoría con una vocación global de proyecto, y con una escalabilidad del modelo de negocio y de tecnología utilizada que permitía su internacionalización. Por ello, según el III Estudio Startups e Internacionalización 2015 elaborado por Ticketbis, el 82% de las start up ha tardado entre uno y dos años en comenzar el proceso de internacionalización, y tan solo el 18% ha esperado más de tres años.

Sin embargo, existen otras razones por las que las start up se abren a otros mercados. Entre ellas están la búsqueda de países con mayor potencial de crecimiento, la diversificación de riesgos, el otorgar un valor global a la empresa, la adquisición de nuevos clientes o la fusión.

El comercio electrónico sigue en auge

Respecto al área de negocio, los buenos resultados del comercio electrónico– el 24,8% de las empresas vascas realizó comercio electrónico, 3,2 puntos porcentuales más que el año anterior- animan a los emprendedores a centrarse en el e-commerce. De hecho, el 21% se dedican a la venta on-line, así como a las telecomunicaciones y nuevas tecnologías. Le siguen el turismo, entretenimiento, transporte y ticketing. La mayoría de los modelos de negocio proceden de EEUU, donde este tipo de empresas tecnológicas poseen más recorrido que las de nuestro país. Sin embargo, cabe destacar que el 61% de las start up son de capital 100% nacional.

Euskadi a la cabeza de las start up

El carácter emprendedor de los vascos también se refleja en el estudio realizado por Ticketbis, puesto que el 26% de los que crean una start up -el porcentaje más elevado- procede de Euskadi. Le siguen Madrid y Barcelona, con un 21%, Andalucía con un 11% y con menos de la mitad Castilla y León, Baleares, Asturias y Canarias.

Respecto a las carreras que estudian los emprendedores, destacan Ingeniería, ADE, Empresariales y Finanzas, Desarrollo y Programación, Derecho y Economía. De hecho, en el decálogo de cómo montar una start up, encontrarás dos premisas fundamentales: contar con al menos un perfil técnico y asegurarte el asesoramiento.

Los perfiles más demandados a la hora de contratar para trabajar en una start up son: software developer, ventas marketing online, it, business developer, atención al cliente, gestión de contenidos, gestión de flota, designer, analítica, experiencia de usuario, informático de sistemas, almacén, montaje, project manager.

Las mujeres son menos emprendedoras

Si ya reflejamos en un artículo anterior que un 31% de las empresas españolas no tiene ninguna mujer en la Alta Dirección, respecto a las start up hay que destacar que solo el 15% son fundadoras de este tipo de compañías. La buena noticia es que el porcentaje ha subido cinco puntos desde el año pasado.

0
3
Ecommerce_Thinkup_lks

E-commerce: El mejor trampolín para la internacionalización

Hoy en día es casi imposible concebir “comercio” sin Internet. Desde que comenzarán las primeras compras online hace ya más de dos décadas, el crecimiento experimentado por el e-commerce o comercio electrónico ha sido imparable. No solo ha supuesto una revolución para el consumidor, que ha ganado en comodidad, rapidez y posibilidad de elección, sino que las empresas también han encontrado en la globalización del comercio un escenario ideal para lanzarse a la internacionalización, tanto en B2B como en B2C.

El número de compradores online en España ha pasado de 15,2 millones en 2012 a 17,2 millones en 2013 según el Estudio sobre Comercio Electrónico B2C 2013, último informe publicado por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI). Este estudio también señala que el comercio electrónico continúa en expansión, con un volumen de facturación de 14.610 millones en 2013 -casi un 20% más que el año anterior- y un gasto medio de 848€ por usuario –cerca de un 4% más-.

Claves par alanzarse al e-commerce

La Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) confirma esta tendencia en su informe del 2º trimestre de 2014, ratificando un crecimiento del 22% respecto al mismo periodo del año anterior. En este caso, las compras internas representan el 42,3%, mientras que las transacciones desde otros países alcanzan el 17% del total, y las de España hacia el exterior, el 40,8%. En los tres casos, este informe -que se basa en datos de entidades de pago- constata un crecimiento, que van del 20% en ventas al exterior al 25% en las internas.

Por lo tanto, existe un margen para aumentar el comercio trasnacional, en especial en el ámbito de las PYMES. El informe de la CNMC adelanta que las ventas online en España podrían rebasar los 15.000 millones en 2015, una pequeña porción de un pastel que supera el billón de dólares a nivel mundial y que se estima crezca hasta los dos billones en 2018.

Las claves para lanzarse a la internacionalización pasan por contar con una plataforma tecnológica avanzada (web responsive o adaptada al creciente uso de los smartphones), una buena estrategia de fidelización y captación online (atención rápida y personalizada, contenidos diferenciadores, SEO…) y un partner logístico fuerte (de implantación mundial)., tres aspectos básicos para abrirse a mercados internacionales con éxito.

El comercio electrónico es el escenario ideal para lanzarse a la internacionalización, tanto en B2B como en B2C.

0
3