IMplicaciones fiscales_LKSNextLegal

Implicaciones fiscales Covid-19 (VI)

Tras las “vacaciones” de Semana Santa y con la Campaña del IRPF empezada o a punto de empezar, los contribuyentes y quienes nos dedicamos al mundo de la fiscalidad teníamos la mira puesta en la Campaña del Impuesto sobre Sociedades. Y no ha tardado en hacerse notar.

Gipuzkoa informó ayer en su web que dada la situación excepcional creada por el COVID19, se prevé establecer diferentes períodos para las entidades obligadas a presentar el Impuesto sobre Sociedades:

  • Para las micro, pequeñas y medianas empresas, entidades parcialmente exentas, entidades acogidas a la Norma Foral 3/2004 y las sociedades patrimoniales, se establece un plazo de presentación desde el 1 al 25 de septiembre de 2020, siendo el plazo para el ingreso el 26 de septiembre de 2020. Todo ello sin perjuicio de que estas entidades puedan optar por presentar su declaración en el plazo que se indica en el punto siguiente, en cuyo caso la fecha para el ingreso será el 27 de julio.

 

  • Para el resto de entidades no comprendidas en el punto anterior, no se modifica ni el plazo de presentación ni el pago del mismo. Es decir, plazo de presentación desde el 1 hasta el 27 de julio de 2020, y plazo de ingreso, en su caso, 28 de julio de 2020.

 

Mientras que Bizkaia lo ha hecho de forma algo diferente mediante la publicación del Decreto Foral Normativo 3/2020, de 28 de abril, de medidas tributarias extraordinarias complementarias derivadas de la emergencia sanitaria COVID-19 en virtud del cual se amplía el período voluntario de presentación de la autoliquidación del Impuesto sobre Sociedades para las microempresas y para las pequeñas empresas que aprueben sus cuentas anuales en un plazo posterior a los 6 meses siguientes a la finalización del período impositivo, como consecuencia de lo dispuesto en el artículo 40 del Real Decreto Ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, hasta el día 25 del mes siguiente a aquél en el que aprueben sus cuentas.

Dicho Decreto Foral Normativo 3/2020 recoge más medidas de índole fiscal que esperemos sean de vuestro interés en el próximo post. Quizá para entonces también tengamos novedades de Álava.

Desde LKS Next LEGAL nos gusta mantenerte informado de todas las novedades fiscales que consideramos son de tu interés. No obstante, si tienes alguna duda o quieres que tratemos cualquier otro asuntocontacta con nosotros. Estamos encantados de atenderte.

 

0
0
webinar_juntas_LKSNext

Las Juntas y Asambleas de 2020 con el Covid-19. Las Cuentas Anuales bajo la visión legal y de auditoría

El confinamiento y la necesidad de distancia entre las personas, han llevado a posponer en muchos casos la celebración de Juntas y Asambleas Generales de empresas y organizaciones de todo tipo que cuentan con un alto número de socios y socias con derecho de participación y voto.

Se han publicado además distintas normativas en relación a cómo deben celebrarse las Juntas y Asambleas Generales con todas las garantías legales.

Ante esa situación surgen dudas en cuanto a la fecha de realización y la forma de su celebración, ¿antes del verano o después? ¿presencial, virtual, o mixto? ¿Validez de los acuerdos? ¿Estamos cumpliendo con las obligaciones ante los Registros y los estándares de diligencia como administradores?

Dentro de las Juntas y Asambleas anuales sin duda un aspecto destacable es el de las cuentas anuales. ¿Cuáles son las fechas límites para formular, aprobar, auditar y depositar las cuentas? ¿Si formulo ahora las cuentas me condiciona la fecha límite para celebrar la Junta/Asamblea? ¿Cómo nos van a afectar los hechos posteriores al cierre en el informe de auditoría?

Para aclarar estas dudas y otras muchas os convocamos al próximo webinar del día 30 de abril a las 12:00 horas.

Contaremos como ponentes a:

  • Jon Lacunza: Socio Director del área Societaria de LKS Next LEGAL
  • Pedro Maria Jauregui: Socio de LKS AUDITORES

 

APUNTATE AQUI
1
0
Contrato_ERTE_LKSNextLegal

Compatibilidad entre las indemnizaciones en contratos del sector público con motivo de la suspensión de la actividad y los ERTE derivados de dicha suspensión

Dada la prolija actividad normativa de los últimos tiempos como consecuencia del COVID-19, desde LKS Next Legal queremos aclarar uno de los aspectos más controvertidos de las normas aprobadas estas semanas atrás, y más concretamente la aplicación del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19 y la compatibilidad entre las indemnizaciones en materia de contratos del sector público con motivo de la suspensión de la actividad y las medidas por posibles expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) derivados de dicha suspensión.

El Real Decreto-ley 8/2020 contempla en su artículo 34 las medidas en materia de contratación pública para paliar las consecuencias del COVID-19, previendo el derecho de los contratistas a percibir de los órganos de contratación, y a modo de indemnización, los gastos salariales que efectivamente hubiera abonado el contratista al personal que figurara adscrito con fecha 14 de marzo de 2020 a la ejecución ordinaria del contrato y durante el período de suspensión, que incluirán asimismo las cotizaciones a la Seguridad Social. Esta previsión se realiza con respecto a los contratos de prestación de servicios y suministros de prestación sucesiva, y en los contratos públicos de obras, siempre que se haya producido la suspensión del contrato como consecuencia del COVID-19 o las medidas adoptadas por el Estado, las comunidades autónomas o la Administración local para combatirlo.

Por otra parte la incertidumbre generada por la pandemia y los efectos directos e indirectos en la coyuntura económica ha propiciado que se haya generalizado la solicitud de ERTEs, que si bien permiten a las empresas una mayor flexibilidad laboral para capear las consecuencias derivadas del COVID-19, suponen asimismo un esfuerzo de carácter económico también para los empleados o los socios-trabajadores de las mismas, dado que ven deducido su sueldo, les afecta a la prestación por desempleo, etcétera.

Las conclusiones que LKS Next Legal ha alcanzado en relación a la compatibilidad de ambas medidas, y que posteriormente se han visto refrendadas por diversas resoluciones de órganos con competencia en la resolución de los expedientes de ERTE como por ejemplo la a Dirección de Trabajo y Seguridad Social del Departamento de Trabajo y Justicia del Gobierno Vasco, es que las empresas contratistas del Sector Público que pretendiesen hacer uso de los ERTE, y cuando afecte al personal adscrito a la prestación de ese servicio, suministro u obra, habrán de actuar instando los mecanismos indemnizatorios previstos en el artículo 34 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, puesto que esta norma de carácter especial contempla un régimen ampliado de indemnizaciones respecto a los ERTE y que incluye, entre otros, los gastos salariales que deberán ser abonados por la entidad adjudicadora del contrato, incluyendo la Seguridad Social.

Ha de considerarse asimismo que el hecho de que sea otorgado el ERTE –incluso con la poco habitual del silencio positivo por el transcurso de 5 días naturales desde la presentación de la solicitud- no obsta para que la concesión de la prestación a empresas con contratos con el Sector Público no pueda resultar posteriormente revisada en base a la disposición adicional segunda del Real Decreto-ley 9/2020, de 27 de marzo, por el que se adoptan medidas complementarias, en el ámbito laboral, para paliar los efectos derivados del COVID-19, que establece un régimen sancionador y de reintegro de prestaciones indebidas cuando la conducta de la empresa consista en solicitar medidas, en relación al empleo que no resultaran necesarias. En tales supuestos, y sin perjuicio de la responsabilidad administrativa o penal que legalmente corresponda, la empresa deberá ingresar a la entidad gestora las cantidades percibidas por la persona trabajadora, deduciéndolas de los salarios dejados de percibir que hubieran correspondido, con el límite de la suma de tales salarios. Paralelamente cabría la apertura de expedientes sancionadores.

Por lo tanto, en los casos de empresas que cuentes con contratos con el Sector Público se recomienda que de forma previa a iniciar el procedimiento de solicitud de un ERTE se analice pormenorizadamente la posibilidad de que su caso esté amparado por el artículo 34 del Real Decreto Ley 8/2020 de medidas en materia de contratación pública para paliar las consecuencias del COVID-19.

0
0
Implicaciones fiscalesV_LKSNextLegal

Implicaciones fiscales COVID-19 (V)

Después de nuestro último post explicándoos las medidas de índole fiscal aprobadas en el Gipuzkoa y Navarra y a pesar de que ha habido novedades en todos los territorios que modifican en parte las medidas inicialmente anunciadas, con la Campaña de Renta y Patrimonio a la vuelta de la esquina no podemos olvidarnos de contar cómo le afecta el COVID-19.

En el caso de Gipuzkoa, el BOG de 30 de marzo publicó la Orden Foral 132/2020 de 26 de marzo por la que se aprueban los modelos de autoliquidación del IRPF y del IP correspondientes al período impositivo 2019, así como las formas, plazos y lugares de presentación e ingreso. Debido a la crisis sanitaria asociada al COVID-19, se introducen las siguientes medidas excepcionales:

  • Se retrasa el inicio del plazo de presentación de las autoliquidaciones del IRPF en su modalidad mecanizada hasta que la situación lo aconseje. Este retraso no afecta al inicio de las modalidades de propuesta de autoliquidación o internet, que se iniciarán con normalidad.

 

  • Se alarga la campaña un mes más, finalizando el día 29 de julio. De esta forma, el cargo de la domiciliación sería el día 30 de julio. Este plazo afecta tanto al IRPF en todas sus modalidades (aceptación de propuestas, mecanizada e internet) como al Impuesto sobre el Patrimonio.

 

En Araba, por su parte, a través de la Orden Foral 151/2020, de 24 de marzo, que aprueba las normas y modalidades para la presentación de las declaraciones del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y del Impuesto sobre el Patrimonio correspondientes al ejercicio 2019 publicada en el BOTHA el 1 de abril, se amplían los plazos de presentación que suelen ser habituales en función del tipo de sistema empleado:

1. “rentafácil”

  • Las confirmaciones de las propuestas de declaración podrán realizarse del 15 de abril al 28 de octubre de 2020.

 

  • Las modificaciones de estas propuestas podrán realizarse, con carácter general, en las oficinas de la Hacienda Foral, del 8 de septiembre al 28 de octubre de 2020.

 

2. “rent@raba”

Fecha de inicio.

  • En las Entidades Financieras colaboradoras y a través de las Gestorías o Asesorías acreditadas ante la Diputación Foral de Álava: 15 de abril de 2020, si bien condicionado a la situación del COVID-19.

 

  • En las oficinas de la Hacienda Foral: 8 de septiembre de 2020.

Fecha de finalización.

  • En las oficinas de la Hacienda Foral: 28 de octubre de 2020

 

  • En las Entidades Financieras colaboradoras y a través de las Gestorías o Asesorías acreditadas ante la Diputación Foral de Álava: 30 de octubre de 2020.

 

“rentared”

  • Fecha de inicio: 15 de abril de 2020.

 

  • Fecha de finalización: 30 de octubre de 2020.

 

Mientras que en Bizkaia se mantiene la fecha de inicio del plazo voluntario de presentación en el 4 de mayo de 2020, pero se deja para un futuro la determinación del término de dichos plazos, que coincidirá con la finalización del plazo de dos meses a partir del momento en el que se puedan prestar los servicios de atención presencial en las oficinas de la Hacienda Foral de Bizkaia y en las de las entidades colaboradoras en la confección de autoliquidaciones del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Así se dispone en el BOB de misma fecha (1 de abril) a través de la Orden Foral 685/2020, de 26 de marzo, del diputado foral de Hacienda y Finanzas, por la que se modifican la Orden Foral 541/2020 y la Orden Foral 540/2020 que aprueban los modelos de IRPF e IP respectivamente.

Veremos cómo evoluciona la fiscalidad asociada al COVID-19 para poder contártelo.

Desde LKS Next LEGAL nos gusta mantenerte informado de todas las novedades fiscales que consideramos son de tu interés. No obstante, si tienes alguna duda o quieres que tratemos cualquier otro asuntocontacta con nosotros. Estamos encantados de atenderte.

0
0
Acuerdos competencia_LKSNextLegal

Los acuerdos restrictivos de la competencia durante la pandemia del COVID-19

La actual crisis del CORONAVIRUS (COVID-19) ha impactado de manera directa en nuestras empresas, en los comercios y en la manera de llevar a cabo las relaciones comerciales. Tanto es así que las Autoridades de Competencia extreman la vigilancia de los cárteles en tiempos de crisis por ser los acuerdos colusorios los que más perjudican a la competencia. Sus consecuencias son las más graves, tanto para la economía o el mercado como para los consumidores. Pero, ¿cómo se aplican las normas de competencia durante el coronavirus? ¿Puedo pactar con mi competidor para obtener una alianza que mejore mi posición en tiempos de crisis? ¿Puedo pactar subidas de precios de los que ahora se consideran productos básicos?

La normativa de competencia y la vigilancia en su cumplimiento se refuerzan, pero siguen surgiendo dudas al respecto. Para resolver estas cuestiones, la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (“CNMC”) junto con la Dirección General de Competencia de la Comisión Europea y el resto de Autoridades Europeas de Competencia (denominadas en inglés, “European Competition Network”), han acordado una declaración conjunta sobre la aplicación de la normativa de competencia durante la crisis del Coronavirus (COVID-19).

En la mencionada comunicación, las Autoridades de Competencia afirman que esta situación extraordinaria generada por la pandemia puede desencadenar necesidades en las empresas para cooperar entre sí y asegurar así el suministro y la distribución de ciertos productos escasos para los consumidores. En este sentido, afirman en la comunicación que no intervendrán activamente contra las medidas necesarias y temporales que se tomen para evitar la escasez de oferta.

La decisión de las autoridades de no perseguir este tipo de medidas se basa en que, teniendo en cuenta las circunstancias actuales, resultaría poco probable que las medidas fueran problemáticas desde el punto de vista del artículo 101 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea porque generarían eficiencias que muy probablemente superarían cualquier restricción de competencia. El mencionado artículo regula, en concreto, la prohibición expresa de los acuerdos que tengan por objeto o efecto impedir, restringir o falsear el juego de la competencia.

Por otro lado, la pandemia ha generado un cambio en el mercado de productos de primera necesidad, como lo pueden ser ahora las mascarillas, geles desinfectantes, los Equipos de Protección Individual, entre otros. Entre los servicios básicos, en estos momentos, los supermercados, servicios funerarios y farmacias, entre otros, son los más demandados.

Así pues, las Autoridades de Competencia señalan que, asegurar  la disponibilidad de estos productos considerados esenciales a precios competitivos será uno de sus principales objetivos. Debido a esto, las Autoridades de Competencia de los diferentes Estados Miembros vigilarán más de cerca a aquellas empresas que pretendan aprovecharse de la situación creando cárteles de precios de los productos esenciales o abusando de su posición de dominio, ambas actividades prohibidas en el marco del Derecho de la Competencia.

En el Estado de Alarma en el que estamos inmersos, en España no está permitido el denominado “cártel de crisis”. Dicho de otra manera, los acuerdos por tiempo limitado entre competidores para hacer frente a una situación de emergencia están prohibidos.

Si bien es cierto que, en países como Reino Unido y Países Bajos, ya se están autorizando ciertos acuerdos de este tipo, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia española ha dejado bien claro que “extrema la vigilancia ante posibles abusos o prácticas que pudieran entorpecer el abastecimiento o producir encarecimiento de los productos necesarios para la protección de la salud ante esta emergencia sanitaria”.

Por ello y, aunque la situación sea de extrema gravedad, no todo acuerdo es válido entre competidores. La normativa de competencia seguirá vigente y las autoridades extremaran su vigilancia, incluso estableciendo, como así lo ha hecho la CNMC, un correo electrónico como buzón específico de denuncias y consultas de competencia relacionadas con el COVID-19.

Así, si las empresas tienen dudas sobre la compatibilidad de las iniciativas de cooperación entre las mismas con el derecho de la competencia de la Unión Europea y del Espacio Económico Europeo, LKS Next LEGAL puede prestar asesoramiento para dirigir cualquier consulta a las autoridades pertinentes o a cualquier organismo de defensa de la competencia nacional.

0
0
Medidas fiscales_LKSNextLegal

Implicaciones fiscales COVID-19 (IV)

Hasta ahora hemos dado unas pinceladas de las medidas de índole fiscal aprobadas en el Estado, en Bizkaia y en Álava. Nos faltaban Gipuzkoa y Navarra, os lo contamos a continuación.

En el caso de Gipuzkoa, el pasado 25 de marzo se publicó en el Boletín Oficial de Gipuzkoa el Decreto Foral-Norma 1/2020, de 24 de marzo, por elque se aprueban determinadas medidas de carácter tributario como consecuencia de la crisis sanitaria del Covid-19 cuyas principales medidas son las siguientes:

 

  • El plazo de presentación e ingreso de las autoliquidaciones correspondientes al mes de febrero se ampliará hasta el 27 de abril de 2020 para quienes deban presentarla de forma telemática obligatoriamente en virtud de la normativa tributaria.

 

  • El plazo de presentación de las autoliquidaciones que no estén sujetas a un período impositivo o a un período de liquidación y que deban presentarse de forma telemática se extenderá hasta el 27 de abril de 2020, siempre que el vencimiento del mismo se haya producido entre el 14 de marzo y el 25 de abril de 2020.

 

  • Los plazos de presentación correspondientes a las declaraciones informativas y recapitulativas cuyo plazo de presentación finaliza entre el 14 de marzo y el 8 de abril de 2020 se ampliarán hasta el 27 de abril de 2020, cuando se deba presentar obligatoriamente de forma telemática.

 

  • Los plazos de remisión electrónica de los registros de facturación correspondientes al SII que finalizan entre el 14 de marzo y el 25 de abril de 2020, se extenderán hasta el 27 de abril de 2020.

 

  • Aplazamientos y fraccionamientos vigentes. Se retrasa un mes el pago de los vencimientos de 25 de marzo y 10 de abril de 2020 de los aplazamientos y fraccionamientos que se encuentren concedidos, esto es, hasta el 27 de abril y 11 de mayo de 2020, respectivamente, retrasándose, en consecuencia, un mes cada uno de los vencimientos posteriores.

 

En el caso de Navarra, fue un día más tarde, el 26 de marzo, la fecha en la que se publicó en el Boletín Oficial de Navarra el Decreto-Ley Foral 2/2020, de 25 de marzo, por el que se aprueban medidas urgentes para responder al impacto generado por la crisis sanitaria del coronavirus (COVID-19), cuyas principales medidas son:

 

  • El plazo para la presentación e ingreso de las declaraciones-liquidaciones o autoliquidaciones del IVA y de las retenciones a cuenta del IRPF o del IS o del IRNR correspondientes al mes de febrero, así como el de las declaraciones informativas cuyo plazo de presentación finalizase en marzo o en abril, se amplía hasta el 30 de abril de 2020.

 

  • Los plazos de pago de la deuda tributaria previstos en la normativa tributaria, que no hayan concluido antes del 14 de marzo de 2020 se amplían hasta el 30 de abril de 2020.

 

  • Se introducen reglas para el aplazamiento excepcional de deudas tributarias.

 

Pero no acaba todo aquí, también ha habido impacto en las campañas de Renta y Patrimonio, lo retomaremos próximamente.

Desde LKS Next LEGAL nos gusta mantenerte informado de todas las novedades fiscales que consideramos son de tu interés. No obstante, si tienes alguna duda o quieres que tratemos cualquier otro asuntocontacta con nosotros. Estamos encantados de atenderte.

 

0
0
Medidas laborales_VI_LKSNextLegal

Medidas laborales contra el COVID-19 (VI. Parte)

El 1 de abril de 2020 se publicó en el BOE el Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19. Este Real Decreto-ley establece medidas de calado en diferentes ámbitos. En lo que al ámbito laboral y de la seguridad social se refiere, estas son las novedades a destacar:

  • Subsidio extraordinario por falta de actividad para las personas integradas en el Sistema Especial de Empleados de Hogar de la Seguridad Social: Podrán beneficiarse de este nuevo subsidio las personas de alta en el Sistema Especial de Empleados del Hogar del Régimen General de la Seguridad Social antes del 14 de marzo que con posterioridad a esa fecha a) Hayan dejado de prestar servicios, total o parcialmente, con carácter temporal o b) Hayan visto extinguido su contrato de trabajo por despido o por desistimiento del empleador o empleadora.

 

  • Subsidio de desempleo excepcional por fin de contrato temporal: Tendrán derecho a este subsidio aquellas personas que a) cuyo contrato de trabajo de al menos 2 meses de duración se haya extinguido con posterioridad al 14 de marzo b) carezcan de rentas y c) no reúnan el periodo de cotización necesario para acceder a otra prestación.

 

  • Se autoriza a la Tesorería General de la Seguridad Social para conceder moratorias en el pago de cuotas.

 

  • Se permite el aplazamiento en el pago de deudas con la Seguridad Social.

 

  • Ampliación en las universidades la duración de los contratos del personal docente e investigador por duración equivalente al tiempo de duración del estado de alarma y, en su caso, sus prórrogas.

 

  • Posibilidad de prorrogar los contratos de duración determinada de los investigadores por hasta 3 meses adicionales al tiempo de duración del estado de alarma y sus prórrogas.

 

  • Sujeción del compromiso del mantenimiento del empleo a las características específicas de los distintos sectores y la normativa laboral aplicable, teniendo en cuenta, en particular, las especificidades de aquellas empresas que presentan una alta variabilidad o estacionalidad del empleo.

En particular, en el caso de contratos temporales el compromiso de mantenimiento del empleo no se entenderá incumplido cuando el contrato se extinga por expiración del tiempo convenido o la realización de la obra o servicio que constituye su objeto o cuando no pueda realizarse de forma inmediata la actividad objeto de contratación.

  • Se extiende la incapacidad temporal a las personas trabajadoras de servicios esenciales en caso de confinamiento total.

Desde LKS Next LEGAL nos gusta mantenerte informado de todas las novedades laborales que consideramos son de tu interés. No obstante, si tienes alguna duda o quieres que tratemos cualquier otro asuntocontacta con nosotros. Estamos encantados de atenderte.

0
0
Impacto_COVID19_LKSNext_JavierGaldos

Tratando de entender el impacto económico del COVID-19

Surviving COVID-19 (feat Surviving Picasso)

En 1996, protagonizada por Anthony Hopkins, se estrenó la película dirigida por James Ivory acerca de la vida del genial pintor español. Sin embargo, la productora no obtuvo permisos para mostrar obras del artista durante la película, por lo que todo sobre aquellas, teníamos que imaginarlo, deducirlo o completarlo con nuestra memoria y nuestros (escasos) conocimientos sobre su vida y obra.

Y es exactamente lo que está sucediendo con el coronavirus y lo que sucederá con los acontecimientos en los próximos meses. No lo conocemos, no podemos verlo, no tenemos permiso para acceder a él… hemos de imaginar, completar y planificar en la medida de nuestros conocimientos y nuestra memoria.

Mientras prosigue su contagio alrededor del mundo, los gobiernos se han visto obligados a tomar medidas nunca vistas, destinadas a detener la propagación, limitando el contacto físico entre personas.

Y la consecuencia inmediata ha sido el frenazo brusco e imprevisto de la economía real. Y, por ello, el contagio económico se propaga incluso más rápido que la enfermedad.

Hoy, 29 de marzo, se contabilizan en España casi 79.000 contagios, más de 6.500 fallecidos (q.e.p.d.) y mañana serán más de 80.000 contagios y más 7.000 fallecidos.

En España, son ya casi 800.000 trabajadores afectados por la situación y, cerca de 3,3 millones de desempleados en USA nuevos la semana pasada. Y esto, en tan sólo dos semanas.

Ni siquiera era una posibilidad apenas hace unas pocas semanas. Pero hoy, mucho más allá de la propia enfermedad, el impacto económico será mayor y más duradero, y cualquier predicción se ha vuelto casi imposible, dado que las múltiples dimensiones de esta crisis no tienen precedentes.

Los economistas solemos analizar el pasado, explicar el porqué de los hechos, equivocarnos en las teorías y responder con un “Depende” sobre el futuro. Así, en estas condiciones, he de considerar que estamos, sin duda, ante una recesión global, y asumir esta realidad nos puede dar un poco de claridad sobre el eufemismo del “crecimiento negativo”.

La magnitud del impacto, la recuperación, cómo podrán las economías locales recuperar su situación pre crisis y el crecimiento, y, sobre todo, cuales serán las consecuencias estructurales de la (mala) gestión de esta situación. Estas son algunas de las preguntas que todos nos hacemos estos días.

 Si el horizonte es oscuro… menos podremos ver

Tengamos una cosa clara. La llamada “ventana de oportunidad” que nos daba el virus antes de golpearnos, con actuaciones como el aislamiento social, era pequeña. Italia, como negro estandarte de los “errores”, nos lo recuerda día a día. A estas alturas, todos los países, salvo Corea de Sur, hemos fallado en la prevención.

En estos momentos, las perspectivas económicas para quienes han reaccionado tarde pintan mal, han cogido a los políticos, ejecutivos y mercados financieros con la guardia baja. Las previsiones no ayudan apenas en situaciones como estas.

Claramente poco fiables, cualquier previsión se muestra especialmente débil, ahora que, además, simplemente hay demasiados aspectos que no conocemos.

No tenemos claras las características del virus (Surviving COVID-19) y estas pueden cambiar.

El papel que juegan los contagiados asintomáticos todavía está por clarificar. Las tasas reales de contagio e inmunidad son desconocidas, teniendo en cuenta, además, que las pruebas no son masivas.

Reaccionamos “tarde y mal”, y seguirá habiendo errores.

Quizá, la única certeza es que cualquier intento de realizar una previsión adecuada fallará. Aún así, debemos analizar diversos escenarios con el objetivo de añadir algo de claridad en este entorno de “visibilidad limitada”

Por ello, la pregunta más relevante gira alrededor de la “forma” del impacto (geometría de la conmoción) y su legado estructural. ¿Qué dirige el camino del impacto económico, y donde encaja el Covid-19?

De manera comparativa, y considerando como la anterior crisis financiera global llevó a la recesión a numerosas economías, podemos determinar tres tipos de impacto:

  • En forma de V – Canadá
  • En forma de U – Estados Unidos
  • En forma de L – Grecia

*Fuente: HBR, Canadá Statistics, NBER, BEA, Hellenic Statistics Authority and BCG Center for Macro Analysis

Entonces, ¿que marca esa “geometría”? La clave es la capacidad (o la habilidad) del impacto para dañar la economía por el lado de la oferta, y de manera más específica, en lo que en economía se llama “capital formation” o la capacidad de crecimiento de una economía en términos de bienes productivos.

Sin crédito y sin crecimiento en el stock de recursos, la recuperación es lenta, aumenta el desempleo, se destruyen capacidades y la productividad se resiente. El “shock” se transforma, entonces, de coyuntural a estructural.

Entonces, ¿dónde encaja el impacto del coronavirus? La intensidad del impacto vendrá determinada por las propias características del virus (inmunidad, resistencia, permanencia), las políticas de contención, la actuación de los ejecutivos y bancos centrales, así como el comportamiento de entidades e individuos frente a las responsabilidades individuales y sociales.

Pero, no olvidemos esto, la forma del impacto está condicionada por la capacidad del virus para dañar la economía en la oferta.

Teniendo en cuenta esto, y con la información que tenemos, tanto la V como la U se abren como opciones.

Por ello, hemos de afrontar medidas que prevengan una trayectoria en U. ¿Entonces? ¿Cómo daña la oferta y que podemos hacer para prevenirlo?

En teoría clásica económica, las crisis dañan especialmente la oferta. Tenemos una larga historia al respecto y los responsables de gestión pública deberían haber aprendido a gestionarlo. Pero el coronavirus está extendiendo los problemas de liquidez y capital productivo, de la economía financiera, a la economía real, y, lo que es más grave, a una escala sin precedentes.

Es por eso por lo que debemos enfocarnos con más detalle en un escenario de recuperación en U, para limitar los efectos estructurales del Covid-19, que podemos resumir en dos:

  • Riesgos en el sistema financiero: esta situación sin precedentes ha obligado a tomar decisiones a los bancos centrales para asegurar la liquidez, y todos conocemos (y hemos sufrido) las consecuencias de los llamados “rescates bancarios”, “crisis de crédito” y el impacto de estas medidas en el mercado de trabajo y la productividad.

 

  • Congelación masiva de la economía real: una posibilidad real, de la que desconocemos todo. Meses de aislamiento social pueden provocar una ruptura total de la formación de capital productivo, del mercado de trabajo y de la productividad del mercado real. A diferencia de las crisis financieras, esta congelación provocará un daño de magnitud desconocida para todos.

Los riesgos de la economía financiera y la real están interrelacionados de dos maneras: primero, una crisis larga, supondrá un crecimiento inevitable de las quiebras de economías domésticas, difícilmente manejable para el sistema financiero.

Y, además, una crisis financiera dura provocará “hambruna” crediticia en la economía real. En este contexto, es justo afirmar que el “perfil de riesgo” del Covid-19 es particularmente aterrador.

Así como podemos disponer de numerosos manuales para lidiar con crisis financieras, no tenemos siquiera un folleto para afrontar un estancamiento de la economía real de semejantes dimensiones. No hay vacuna ni capacidad para afrontar problemas de liquidez de economías reales a esta escala.

“Think out the shock” – La importancia de la Creatividad

 Es importante tener en cuenta que ninguno de los escenarios señalados ha de ser inevitable, lineal o uniforme en cada una de las diferentes economías y países.

Dos son los motivos de base: la resiliencia estructural de cada país para absorber este tipo de impactos (¿destino?) y la capacidad de investigación médica y de los políticos, fundamentalmente, para responder mediante nuevos métodos a un reto desconocido – CREATIVIDAD (Innovación).

Es posible, que, aunando esfuerzos, ¿sean capaces de desarrollar armas para derrotar a los dos enemigos – la trágica pérdida de vidas y la miseria económica?

En el lado de la medicina, es evidente que el desarrollo de una vacuna reducirá las medidas de confinamiento y aislamiento social, y por ello, se verá beneficiada la productividad en la economía global (de nuevo, la oferta). Pero hemos de tener claro que los plazos son largos y quizá no lleguemos a tiempo sólo por ese camino.

Por el otro lado, el de la economía, los políticos han sacado (casi) toda la artillería. Un paquete (por definir y concretar) equivalente al 20% del PIB español, 750.000 millones de euros en Europa y hasta 1,8 billones de euros (o 2 “trillones” de dólares”) en Estados Unidos para tratar de sostener la economía. Pero aún así, hemos de innovar.

No basta con lanzar billetes desde un helicóptero, abrir líneas de avales o incrementar de manera ilimitada el déficit. El riesgo de inflación, la deuda perpetua, los intereses, la inexistencia de demanda interna, el déficit de balanza comercial y el paro son problemas que no se van a solucionar desde la economía financiera.

Lo que realmente se necesita es una ventana de “descuento de la economía real” que proporcione, esta vez de verdad, liquidez ilimitada a las empresas y a las economías domésticas.

El despliegue de políticas de emergencia que han llevado a cabo las autoridades incluye algunas ideas que sí recogen esta situación pueden resultar válidas.

Entre otras, avales públicos, préstamos puente a interés cero para familias y pymes, períodos de devolución adecuados a la duración de la crisis, moratoria en el pago de las hipotecas o modificaciones en la regulación bancaria para que las entidades financieras faciliten novaciones en los términos de las financiaciones… pero aún así, estas políticas “de innovación” no serán efectivas sin una ejecución ágil y eficiente por parte de los actores de mercado y, sin una hoja de ruta adecuada por parte de las autoridades, corremos el riesgo de no llegar (otra vez) a tiempo.

Creemos firmemente que existe una oportunidad única para desarrollar políticas innovadoras que nos permitan evitar la U en toda su magnitud, manteniendo y dirigiendo el camino de esta crisis hacia una V, profunda eso sí, que no será posible de otra forma.

Pero esta es una batalla de trincheras, donde las autoridades, los políticos y los reguladores han de abandonar las viejas recetas, ya que, sin nuevas ideas e innovación, esta vez, los idus de marzo no están a favor de nuestros intereses.

Javier Galdós Quevedo

 Responsable Corporate Finance

LKS Next


 

 

 

0
0
LKSNextLegal_tecnologia

El COVID-19 y su implicación en el ámbito digital

El Gobierno de España ha encomendado a través de la Orden SND/297/2020 a la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, diversas actuaciones enfocadas en las nuevas tecnologías con el objetivo de frenar el impacto del Covid-19.

El primero, consiste en una aplicación móvil que tiene como objetivo realizar diagnósticos a intervalos regulares del usuario para saber si se encuentra infectado por el Covid-19 y así evitar el colapso de los servicios telefónicos de asistencia. El segundo, trata de un estudio realizado conjuntamente con las operadoras de telefonía para analizar la movilidad de los ciudadanos en los días previos y durante el confinamiento. Como es lógico, la ejecución de ambos proyectos implica el tratamiento masivo de datos de carácter personal.

La Agencia Española de Protección de Datos ha elaborado recientemente un informe sobre los diferentes tratamientos de datos realizados con motivo del Covid-19. Dicho informe recoge, en primer lugar, que el propio Reglamento General de Protección de Datos reconoce de forma explícita que, en situaciones de emergencia como una pandemia, la base jurídica para el tratamiento de datos personales puede ser la misión realizada en interés público o el interés vital del interesado u otra persona (artículo 6.d) y e) del RGPD).

En el caso de la aplicación, los datos personales tratados, por ser datos de salud, tienen la consideración de datos especialmente protegidos, su tratamiento está prohibido salvo por varias excepciones tasadas, entre las cuales se encuentra que el tratamiento sea necesario por razones de interés público en el ámbito de la salud pública, por razones de un interés público esencial o para fines de medicina preventiva o laboral. Por lo tanto, la propia normativa de protección de datos ampara el tratamiento de dichos datos de salud a través de la aplicación que, en todo caso, se obtienen porque el propio usuario otorga su consentimiento al instalar la aplicación y aceptar los términos de uso.

En el caso del estudio de la geolocalización de los ciudadanos a través de sus dispositivos móviles, como los datos que se van a recabar únicamente son los movimientos de circulación de los ciudadanos de forma agregada y no trazable, esto impide que se pueda identificar al individuo, por lo que dicha información no tiene la consideración de dato de carácter personal y no es necesario el consentimiento del interesado para su tratamiento. Por lo tanto, el objetivo no es comprobar si el ciudadano concreto incumple las medidas de confinamiento, si no verificar que, en general, dichas medidas son efectivas y actuar en consecuencia.

En definitiva, parece que ambos proyectos se encuentran amparados plenamente por el ordenamiento jurídico, aun cuando no dejan de ser medidas excepcionales que intentan revertir la situación de emergencia provocada por el Covid-19.

Desde LKS Next LEGAL nos gusta mantenerte informado de todas las novedades en el ámbito digital y tecnológico que consideramos son de tu interés. No obstante, si tienes alguna duda o quieres que tratemos cualquier otro asunto, contacta con nosotros. Estamos encantados de atenderte.

0
0
LKS Next._covid

GRUPO LKS Next 600 PERSONAS CONTRA EL COVID -19

Si, esta pandemia causada por el Covid-19  está generando una situación inédita en los últimos 100 años, pero  la vamos a vencer. Y para ello, desde el GRUPO LKS Next tenemos una estrategia global coordinada y ordenada puesta al servicio de las empresas, de las organizaciones y de los territorios.

Nuestros equipos de Consultores y Consultoras  no paran de trabajar y buscar nuevas soluciones para que todos las empresas y clientes  consigan superar esta compleja situación. También nuestro equipo de LKS Next Legal está al tanto de todas las nuevas normativas que están publicándose para dar un asesoramiento just in time a todas nuestras empresas.

Pero no solo eso, además de lo inmediato vamos a prepararnos para salir reforzados, cuidando a nuestras personas, ordenando nuestras finanzas, buscando oportunidades, en definitiva con una estrategia pensada y definida mirando más allá del momento actual.

Por ello, en menos de un mes vamos a organizar y celebrar un nuevo ciclo de webinars para ayudar a todas las organizaciones en la gestión durante la crisis y en el posterior escenario tras la misma.

Podrás encontrarlos a través del hashtag #EncasaconLKSNext. Este es el calendario:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No obstante, desde LKS Next vamos a seguir informando de todas las novedades que consideramos son de vuestro interés para que juntos sigamos afrontando esta situación de alarma que estamos viviendo. Por eso, os invitamos a que visitéis nuestro Blog, Twitter y LinkedIn, en el que iremos actualizando y completando todas las informaciones.

Y sobre todo NO  nos olvidamos de las personas. Porque esta situación que estamos viviendo nos está superando a todos y todas física y mentalmente. Por eso, nuestro equipo consultor especializado en personas, está elaborando una serie de vídeos sobre la gestión emocional clave en estos tiempos de crisis con recomendaciones que te apoyarán a ti y a tus equipos en la gestión de tu día a día durante el confinamiento.

Estos son los vídeos que iremos compartiendo a través de nuestros canales con el hashtag #videoslksnextpersonas:

1º Video: Gestión de la Preocupación.

2º Video : Cómo cuidar de nuestras personas más allegadas

Desde LKS Next os mandamos nuestro más sincero apoyo y estamos seguros de que juntos ganaremos esta batalla.

Un saludo con codo.

0
0