LKS_Encuentros Cadena Ser_industria 40_Think Up_LKS

El reto de la Industria 4.0 es mucho más que tecnología

La cuarta revolución digital ha llegado para quedarse y cada día está más presente en las empresas de Bizkaia. Pero el salto hacia la trasformación de nuestras industrias no consiste únicamente en adaptarse al boom de las nuevas tecnologías (Big Data, Cloud Computing, Internet de las Cosas, ciberseguridad …) sino también las individuales, de las personas; puesto que requiere una nueva mentalidad de los negocios.

Pero, realmente ¿qué hay detrás de la Industria 4.0? ¿Cuáles son los retos a los que se tienen que enfrentar nuestras empresas? Si algo aprendimos en los nuevos Encuentros de la Cadena SER Euskadi bajo el título “¿Y si necesitamos algo más que tecnología?” en el que Elena Zarraga, Directora general de LKS S. Coop. estuvo presente junto con otras personalidades de la Universidad de Deusto, Cámara de Comercio de Bilbao y Gobierno Vasco, es que la industria 4.0 para realmente suponer un progreso debería considerarse no solo el plano tecnológico, sino también el de gestión; ¿dónde gano? ¿dónde está el retorno de la inversión?

Las empresas necesitan una clara estrategia algo más amplia, no solo ligada en su posicionamiento en el sector sino a la cadena de valor. Y esto nos lleva a repensar todos los procesos de trabajo, previos a la instalación de la tecnología.

El problema está en que las empresas muchas veces están muy solas. ¿Quién les acompaña en ese salto? ¿Qué necesitan para sumarse al paradigma? ¿Qué pasa con las personas que actualmente estamos trabajando?

Elena Zárraga, Directora de LKS. S. Coop, consultora experta en industria, en procesos industriales, acompañamiento legal y toma de decisiones, contesta a todas estas preguntas y muchas más en una mesa redonda dirigida por Eva Domaica, directora de Contenidos de la Cadena SER en Euskadi, sobre la Industria 4.0. ¡No te lo pierdas!

0
0
ISO 9001_2015_Think Up_LKS

Todo lo que tienes que saber sobre la nueva ISO 9001-2015

La norma más conocida mundialmente sobre sistemas de gestión de la calidad, la ISO 9001, ha sido revisada en 2015 incorporando algunos elementos nuevos que nos permitirán mejorar la eficacia y la eficiencia de nuestros sistemas de gestión.

Un proyecto desarrollado en el seno del Grupo Mondragón nos ha permitido analizar en equipo, y con la colaboración directa de AENOR los cambios introducidos en esta nueva versión. Nuestro objetivo, además de identificar los nuevos requisitos para la certificación de nuestros sistemas de gestión de la calidad era localizar las directrices y orientaciones insertadas en esta versión que pudieran convertirse en palancas para mejorar nuestros modelos actuales de gestión de la calidad.

Una vez más la norma ISO 9001 da un salto cualitativo hacia la excelencia, no es un salto innovador en el sentido de que otros modelos de excelencia (EFQM, el modelo BALDRIGE, el modelo JUSE,..) ya han propuesto operativas de gestión avanzadas en la línea que propone la nueva norma, pero no cabe duda que el posible impacto a nivel mundial será tremendamente superior.

Un resumen muy escueto de estos avances… La nueva ISO 9001:

  • Incorpora el “enfoque estratégico” por medio del conocimiento del contexto externo e interno de la organización y las necesidades y requisitos de las partes interesadas para determinar cuál debe ser el alcance de nuestro sistema de gestión de la calidad.
  • Refuerza el enfoque a procesos cómo la forma más eficiente de organizar los recursos para aumentar la satisfacción de nuestros clientes.
  • Introduce el concepto de gestión del riesgo y la oportunidad para identificar el impacto positivo o negativo que sobre nuestros objetivos pudieran tener la ocurrencia de determinados sucesos. Actuaremos mitigando los impactos negativos y aprovechando los positivos.
  • Refuerza la actividad preventiva que deberemos poner en marcha cuando se produzcan cambios relevantes: cambios en los proceso operativos, cambios en los productos y cambios en la organización…
  • Plantea un cambio de la estructura en que se organiza la norma, denominado “estructura de alto nivel”, facilitará la integración de sistemas de gestión que persiguen otros objetivos de la organización: objetivos ambientales, objetivos de seguridad, objetivos de rendimiento energético,…

Contaremos en detalle cada uno de estos avances en próximas entregas.

Es de esperar que este nuevo impulso proporcione a las organizaciones una herramienta sólida para avanzar hacia la excelencia sin olvidar la importancia de mantener una base operativa sólida y robusta. Si no aseguramos que nuestros productos y servicios generan satisfacción en nuestras partes interesadas e incluso exceden sus expectativas, la sostenibilidad de nuestra organización se verá comprometida.

 

0
0
Internacionalizacion_Think Up_LKS_destacada

La internacionalización de las empresas vascas se acelerará en noviembre

Cada vez más empresas vascas ven en la internacionalización una oportunidad de crecimiento y de fortalecer su posición competitiva. Por ello, con el objetivo de favorecer este proceso, el Grupo SPRI ha puesto en marcha el evento Intergune. Los días 23 y 24 de noviembre, en el BEC, los delegados y responsables de las oficinas del Grupo SPRI en el exterior, estarán a disposición de las empresarias y empresarios que lo deseen –previa solicitud de cita en www.spri.eus – para llevar a cabo reuniones personales con el fin de asesorar a las empresas en el proceso de internacionalización.

Además, Intergune acogerá un amplio programa de conferencias y ponencias agrupadas por materias, así como charlas sobre determinadas áreas geográficas o países. Y para facilitar a las pymes los servicios de información, asesoramiento y soporte, en relación a las políticas y oportunidades de negocio desplegadas en la Unión Europea, estarán presentes Enterprise Europe Network (EEN), así como Invest in the Basque Country, el servicio de captación de inversores extranjeros en Euskadi.

El asesoramiento es muy importante para la internacionalización. De hecho, antes de dar el primer paso es vital analizar si la empresa está preparada para exportar y su potencial real. Si los informes son favorables, se debe investigar qué mercados y países son más adecuados. En el caso de que ya se haya iniciado el proceso de exportación es necesario buscar la consolidación, y para ello se debe hacer crecer las exportaciones, desarrollando canales de comercialización estables. Una vez lograda ésta, el siguiente paso es la implantación, que ayuda a afianzar el posicionamiento internacional. Muchas empresas vascas ya conocen este proceso, puesto que  Euskadi cuenta ya con 1.660 internacionalizadas.

El complejo proceso de la internacionalización

LKS ha ayudado a muchas de ellas a llevar a cabo dicha expansión en el extranjero. De hecho, para realizar este proceso LKS junto con Mondragón Global Services (MGS) cuenta con un servicio integral que acompaña a empresas a implantarse en los principales países de Asia y América. Con este objetivo ofrecen al cliente apoyo en cualquiera de las fases necesarias para la expansión internacional:

  1. Plan de internacionalización y selección del país objetivo
  2. Estudio de Implantación
  3. Plan de viabilidad económico-financiera
  4. Alternativas de financiación
  5. Apoyo a la implantación física
  6. Implantación del Modelo Operativo
  7. Modelo integrado de gestión

 

 

0
0
ThinkUp_LKS_ERP_nube

¿ERP en la nube es la mejor opción para tu empresa?

Obtener el máximo rendimiento de las inversiones en tecnologías que realiza tu empresa, a nivel tanto de recursos como de procesos, es el objetivo de LKS Consultoría Tecnológica. Por ello, asesoramos a nuestros clientes para que escojan e instalen la mejor solución para tu empresa. En esta ocasión queremos ofrecerte unas pautas para que conozcas si tu empresa es adecuada para ERP en la nube:

  • No poseer ERP: En el caso de que la empresa no tenga ERP previa será muy sencillo poner en marcha ERP en la nube, puesto que se comienza desde cero, y no habrá problemas de integración. En el caso de poseer el ERP será necesario desarrollar un plan para identificar y diseñar un método con el fin de manejar los puntos de integración.
  • Ser una multinacional: Cualquier trabajador puede conectarse a la nube desde su lugar de trabajo, esté en el país que esté. ERP en la nube ahorra tiempo y facilita el trabajo.
  • Haberse fusionado con otras empresas: Todas las compañías pueden integrar el ERP en la nube, pero en el caso de que alguna de estas ya tenga su propia nube, también es posible integrar el ERP en esta.
  • Utilizar aplicaciones sencillas: En el caso de que utilicen el correo electrónico y otras aplicaciones que no sean complicadas el ERP en la nube no será un problema puesto que no habrá que migrar datos. Si las aplicaciones son complejas es necesario dedicar un tiempo a buscar su arquitectura, el tamaño de la implementación, y la forma en que interactúa consigo misma y con otros sistemas de la empresa. Si no se realiza así la aplicación no funcionará con éxito en la nube.
  • No ser fabricante de tecnología: Si el valor de la empresa no reside en un proceso impulsado por ERP, un software sencillo en la nube le será muy útil para almacenar datos, para tareas de oficina y para mensajería.
  • No necesitar exclusivamente soluciones personalizadas: Si se adaptan a las soluciones estándar del mercado, ERP en la nube encajará a la perfección.
  • Operar en un país donde no se ha regulado el almacenamiento de datos de forma estricta: Depende del país donde se ubique la empresa, este puede tener una normativa muy estricta sobre el lugar donde se almacenan los datos sensibles.
  • Pertenecer a sectores emergentes: El ERP en la nube es una ventaja competitiva para este tipo de empresas. Muchas de las compañías consolidadas no poseen ERP en la nube.

Tipos de nubes:

Existen públicas, privadas e híbridas. En las nubes públicas un tercer proveedor presta aplicaciones y servicios web a una empresa que no es propietaria de estos; en la privada también puede ser un tercero el que provea a la empresa de alojamiento y acceso a servicios o puede ser operada de forma interna, pero la propiedad sí es de la empresa y los servicios no se comparten. En las híbridas se mezclan características de ambos tipos de nubes.

Cada vez más empresas migran sus aplicaciones a la nube, pero una vez realizado el trabajo, no debemos olvidar que las empresas de canal pueden proporcionar tanto el soporte de gestión y monitoreo, como solucionar cualquier problema que pueda surgir con los sistemas basados ​​en la nube.

En LKS acompañamos a nuestros clientes en todo el proceso. Si quiere conocer si su empresa está preparada para ERP en la nube no dude en consultarnos.

0
0