Liderazgo_motivar_thinkUpLKS

Cuestiones sobre liderazgo: ¿de qué va eso de motivar?

Hace unos años acudí a una conferencia, el conferenciante tenía tal carga motivacional que sentí que me comía el mundo tras su charla, nos explicó que tras vivir una experiencia límite las ganas de vivir y de disfrutar del trabajo se apoderaron de él.

Tanto o más que el contenido de su charla me cautivó su motivación, me contagió la satisfacción con la que llevaba a cabo su trabajo, su entusiasmo, alegría…y es que las emociones si son de verdad, se contagian. Ahí supe de la importancia de la motivación, el motor que si sabemos llevar al trabajo podrá llevarnos a alcanzar cualquier objetivo. También aprendí que la motivación en una organización, es, además del sueldo: sentido, creación, desafío, pertenencia, identidad, orgullo…

En mi trabajo como coach, una de las preocupaciones que más muestran los líderes, la expresan en frases como: “mis colaboradores no se comprometen”, “no están satisfechos con su trabajo”, “están desganados”…, es decir, no están motivados.

La falta de motivación (del-motivo-para-la-acción) es el resultado, no el origen de algo, es un síntoma que habitualmente esconde insatisfacción, pasividad y frustración, mucha frustración. Debajo del mismo suelen anidar elementos como: expectativas no cubiertas, promesas no cumplidas, resignación por acciones del pasado que dejaron huella, resentimientos no curados, sueldos congelados, falta de información, silencios, e incluso problemas personales que pueden tener su origen fuera de la organización. Todos ellos pueden hacer que la desmotivación se vaya posando poco a poco en la empresa, como la lluvia fina que moja sin darnos cuenta.

Soy de la opinión de que a la falta de motivación hay que mirarla y reflexionarla, primero uno mismo, una misma, y posteriormente llevarla a una reflexión compartida.

En este momento solamente me vienen preguntas, cuestiones básicas para iniciar la reflexión, que ayuden a mirarnos y lleven a encontrar esos motivos que se perdieron para la acción:

  • ¿Qué es lo que tengo que hacer aquí?, ¿cuál es el marco en el que me tengo que mover, yo, mi equipo, mi organización?, ¿lo conozco?, ¿conozco lo que tengo que hacer y esperan que haga?, ¿lo que puedo y no puedo hacer, tanto yo, como mi equipo, como mi organización?
  • ¿Se?, ¿sabemos para qué hago lo que hago?, ¿para qué lo hacemos?, ¿cuál es la finalidad de lo que ofrecemos?
  • ¿Puedo?, ¿podemos elegir hacer aquello que me/nos satisface?, ¿podemos elegir hacia dónde queremos ir?

Si la respuesta a todas las preguntas es sí, ese es tu sitio, ahí podrás estar motivado, motivada. Porque la motivación tiene que ver primero con transformar la frustración en sentido y dirección.

Marian Iriondo

Consultant Senior – LKS Next

 

0
1
Talento mundial_Think Up LKS

¿Qué nos pasa? Suspendemos en talento mundial

El Ránking de Talento Mundial 2016 publicado por la escuela suiza de negocios IMD revela que suspendemos en retención de talento y en motivación, ocupando el puesto 32. En dicho índice se analiza la capacidad de los países para formar, atraer y retener talento, y, de los 61 países analizados, los primeros puestos están ocupados por europeos. Pero ¿Qué hacen para sacar tan buena nota?

Top 10 de los países con más talento a nivel mundial: 

  1. Suiza (100 puntos)
  2. Dinamarca (90,7 puntos)
  3. Bélgica (85,8 puntos)
  4. Suecia (84,6 puntos)
  5. Holanda (82,8 puntos)
  6. Finlandia (82,5 puntos)
  7. Noruega (82,5 puntos)
  8. Austria (82,5 puntos)
  9. Luxemburgo (81,7)
  10. China Hong Kong (81,4 puntos)
  11. España (63,3 puntos)

Según el informe, Dinamarca y Bélgica invierten en el talento local y en su desarrollo. Suiza, por su parte, destaca por saber atraer y retener talento del extranjero, así como por su capacidad de adaptar el conocimiento de las personas a las necesidades de su economía. Concretamente en Suiza, sus políticas en relación con el talento le han supuesto estar desde 2007 en el puesto número uno. Dinamarca también se ha mantenido estable, ya que solo ha descendido un puesto en estos últimos 10 años. Sin embargo, Bélgica es la que más ha subido ya que en 2007 estaba en el puesto 15 e incluso en 2012 descendió hasta el 18 y ahora ocupa puesto número 3.

¿Cómo puede mejorar su nota España?

En nuestro país, pese a que hemos subido siete puestos respecto al anterior ranking, nuestras notas todavía pueden mejorar. En el área de inversión y desarrollo del talento local, con 65,7 puntos, ocupamos el puesto 29; en capacidad para formar talento estamos en el 28 con 62,2 puntos; y  en capacidad para adaptar nuestro sistema educativo a las necesidades de nuestra economía caemos hasta el 45, con 48,6 puntos. Según los expertos, para desarrollar, atraer y retener talento en España deberíamos:

Adaptar el sistema educativo a las necesidades de nuestra economía

– Mejorar la formación y motivación de los empleados (España ocupa el último lugar)

– Fomentar la internacionalización del talento local (no dominar el inglés se presenta como un obstáculo para atraer talento)

– Subir los salarios

Y en tu empresa, ¿existen políticas para retener el talento? Escríbenos, nos encantará conocerlas.

0
1