Vacaciones de las personas trabajadoras afectadas por ERTE: cómo se calculan y disfrutan

Las consecuencias de la pandemia del COVID han tenido su reflejo en el ámbito laboral en la aplicación de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). En este artículo os vamos a aclarar sus consecuencias respecto a las vacaciones de las personas trabajadoras afectadas por los ERTE.

Duración de las vacaciones

1. En caso de ERTE por Suspensión: Como regla general, lleva aparejada la reducción proporcional de las vacaciones salvo que por acuerdo colectivo o decisión unilateral del empresario se reconozca una duración superior a la que corresponda.

2. En caso de ERTE por Reducción de jornada: Se dan dos supuestos

a. En el caso de reducir la jornada en todos o algunos días laborables (reducción de jornada horizontal), la duración de las vacaciones no se ve afectada. Por tanto, tendrán derecho a vacaciones en duración equivalente al tiempo que trabajen en el año en curso, computando también el período de reducción de jornada.

b. En el caso de reducir el número de días de trabajo (reducción de jornada vertical) aplica lo indicado para los supuestos de suspensión del contrato, es decir, dejar de trabajar determinado número de días significa que el contrato está suspendido durante esos días, por tanto, esa reducción vertical implica el no devengo de vacaciones y, en consecuencia, una reducción proporcional de las mismas.

Disfrute de las vacaciones

1. Suspensión contrato: Durante la suspensión del contrato de trabajo, las personas trabajadoras no pueden disfrutar de su período de vacaciones. Tienen que esperar a que finalice la suspensión del contrato para poderlas disfrutar.

Una vez finalizada la suspensión del contrato, tendrán derecho al disfrute de las vacaciones, pero en la misma proporción al tiempo trabajado en el año, excluyéndose el tiempo de suspensión del contrato.

2. Reducción de jornada: Las situaciones que se pueden dar son dos:

a. En caso de reincorporación del trabajador a su jornada anterior tras finalizar la reducción de jornada, la duración y disfrute de las vacaciones no se ven alteradas.

b. En caso de que la persona trabajadora continúe con la reducción de la jornada cuando llegue el período de disfrute de las vacaciones, la empresa debe informar al SEPE la suspensión de la prestación por desempleo durante las vacaciones.

La retribución se ve mermada ya que la media de las retribuciones es inferior habida cuenta que durante unos meses ha tenido la jornada reducida y ha ingresado un salario inferior.

Desde LKS Next LEGAL nos gusta mantenerte informado de todas las novedades fiscales que consideramos son de tu interés. No obstante, si tienes alguna duda o quieres que tratemos cualquier otro asunto, contacta con nosotros. Estamos encantados de atenderte.

0
0

Únete a nuestro canal de innovación

Entérate de las últimas novedades.
Recibe nuestros artículos directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete ahora

Sin Comentarios

Enviar un comentario

Artículos relacionados