Metodolodia Forth_ThinkUp_LKS

Sistematiza la innovación en tu empresa con la metodología Forth

La metodología Forth consiste en 5 sencillos pasos para innovar en tu empresa de forma sistemática.

1. Full steam ahead (a toda máquina)

Este periodo dura 5 semanas y consiste en reunir a distintos tipos de perfiles, de manera que formen un equipo multidisciplinar para que entre todos generen más de una idea innovadora. Es importante hacerse estas 5 preguntas:

  • ¿Por qué se necesita innovar?
  • ¿Quién es el grupo objetivo?
  • ¿Qué productos y servicios hay?
  • ¿Dónde lo aplicamos?
  • ¿Con qué criterio evaluamos?
  • ¿Cuándo lo aplicamos?

 

2. Observe&Learn (observar y aprender)

Esta fase tiene una duración de 6 semanas. Es importante desaprender lo aprendido y embeberse de otras fuentes, inspirarse con ejemplos de entidades que innoven, observar lo que necesita el cliente…

3. Raise Ideas (generación de ideas)

Es en este momento cuando comienza el brainstorming. Dos semanas durante las que volcar vuestras ideas-según el método Forth, entre 500 y 700-. Pero sólo 12 ideas superarán todas las cribas que realicéis. Pensad en que vuestros productos o servicios sean atractivos para los consumidores, os permitan una facturación y cumpla con los objetivos del negocio.

4. Test Ideas (testar las ideas)

Las ideas elegidas tendrán que pasar la prueba de fuego con grupos de entre 6 y 8 personas. Se recomiendan realizar entrevistas en profundidad para obtener la mayor cantidad de información posible, que nos guíe a la hora de conocer si el producto o servicio es viable. De hecho, la última parte de esta fase es examinar los resultados de la investigación. Al final quedarán alrededor de 3 ideas y habrá que valorar cómo mejorar los fallos que pueda haber en las mismas.

5. Homecoming (vuelta a casa)

Para que la dirección pueda adoptar nuevos conceptos para el proceso de innovación se realizan talleres por equipos donde se tratan aspectos creativos, comerciales, profesionales, etc…

Para finalizar se realiza una exposición con el objetivo de dar a conocer el conocimiento adquirido y ahí se aprueba la idea del producto o servicio. Un nuevo equipo desarrollará la idea con la ayuda del que llevó a cabo la misma.

¿Conocías el método Forth? Cuéntanos como llevas a cabo el proceso de innovación en tu empresa.

0
0
Desing Thinking_Think Up LKS

Design Thinking o cómo innovar sin invertir grandes cantidades de dinero

Se trata de una metodología basada en el proceso que utilizan los diseñadores para buscar soluciones, es decir, se generan ideas innovadoras que satisfacen las necesidades de los usuarios. Una forma de aplicar el I+D en tu empresa sin que necesites cantidades ingentes de dinero para llevarlo a cabo. A continuación te exponemos las etapas que debes de ir cumpliendo para aplicar el Design Thinking.

Cómo aplicar el Design Thinking en tu empresa

  1. Definir:

– No tengas ninguna idea preconcebida del producto o servicio que vas a crear

– Hazte preguntas:

  • ¿Qué necesidades tiene el usuario?
  • ¿Cómo podemos satisfacerlas?
  • ¿Qué le podemos ofrecer?

– Identifica sus problemas

– Comprende y empatiza con el usuario

  1. Investigar:

– Observa al usuario (al que utiliza tus productos/servicios y al que no)

– Organiza la información y sintetiza las posibilidades

  1. Idear:

– Trabaja en equipo

– Forma un grupo heterogéneo donde confluyan diferentes puntos de vista (de diferentes departamentos…)

– Utiliza el brainstorming con el objetivo de generar todas las ideas posibles que den respuesta a las necesidades del usuario (un corcho, una pizarra, muchos rotuladores o post its son la mejor herramienta para reflejar y desarrollar las ideas)

– No descartes las ideas estrambóticas, más elaboradas pueden ser las que ayuden al usuario

– El usuario siempre será el objetivo, por lo que ocupará un lugar prioritario en dichas ideas

  1. Prototipar:

– Con las ideas que hayáis escogido haced un prototipo para que sea probado

– Cuando el usuario lo pruebe tenéis que detectar los fallos y carencias

  1. Seleccionar:

-En base a los fallos que hayáis visto y las correcciones que realicéis seleccionad el prototipo o los prototipos que mejor se adapten al usuario y mejorarlo en la siguiente fase.

  1. Implementar:

– Al prototipo escogido podemos implementarle mejoras. Su uso por parte del usuario nos dará pistas de lo que debemos de hacer para mejorar

  1. Aprender:

– La experiencia que ha tenido el usuario y el proceso que hemos seguido para llegar al producto o servicio final nos servirá para la creación de los siguientes.

¿Quién utiliza el Design Thinking?

A partir de los años 70 el “Design Thinking” comenzó a desarrollarse de forma teórica  en la Universidad de Stanford en California (EEUU) y la consultoría de diseño IDEO fue la primera que lo aplicó con fines lucrativos, aún hoy continúa aplicándola.

Tim Brown, actual CEO de IDEO, afirma que el Design Thinking “Es una disciplina que usa la sensibilidad y métodos de los diseñadores para hacer coincidir las necesidades de las personas con lo que es tecnológicamente factible y con lo que una estrategia viable de negocios puede convertir en valor para el cliente, así como en una gran oportunidad para el mercado”.

En la actualidad, desde grandes multinacionales como General Electric o Procter and Gamble hasta pymes aplican el Design Thinking.

¿Has probado el Design Thinking en tu empresa? Si es así nos encantará conocer tu experiencia.

0
0
Knowmad_THINK UP_LKS

¿El knowmad nace o se hace?

En este canal de ingenio e innovación hablamos de nuevas aplicaciones, del big data y sus beneficios, de las ciudades smart, de la nube, de innovación…  Porque esto es lo que está viviendo nuestra sociedad, un gran cambio a nivel global gracias a la tecnología. Así que habrá que estar a la altura de las circunstancias y cambiar también la manera de trabajar, de aprender y de abordar los problemas. Por eso,  a los profesionales que saben adaptarse a estos cambios se les llaman knowmad. Esta palabra viene de conocimiento (know) y de nómada (nomad), pero esto último, no en el sentido de que va de un sitio a otro, sino de que el conocimiento se adapta a los diferentes contextos.

Cómo ser un knowmad

No importa que tengas 20 o 50 años, lo importante es que seas creador, innovador, que estés motivado y que colabores con los demás. Respecto a esto último, recuerda que si en esta última década el coworking ha experimentado un gran desarrollo, debemos de aprovechar las sinergias que ha creado, estar abiertos a las ideas de otras personas e incorporarlas a nuestros proyectos.

Conocer a fondo las nuevas tecnologías y saber manejarlas también es fundamental, puesto que como hemos mencionado anteriormente, el knowmad va a sacarles todo su potencial. No debemos de temer el desarrollo de la tecnología, ni el que se fabriquen robots que sustituyan al hombre, puesto que incluso la Industria 4.0 no se basará solo en la tecnología, sino que se basará en personas con ideas creativas aplicando la tecnología. Y para ello tenemos que conocer qué posibilidades se abren ante nosotros.

Aprende a fracasar

Los knowmad tampoco temen al fracaso, porque aunque el éxito da mucha más felicidad, del fracaso se aprende el doble. Es importante saber traducir los fallos cometidos en aprendizajes para otros proyectos. Y si no que se lo pregunten a todos los que no han conseguido sacar adelante su start up- solo 2 de cada 10 lo consiguen-, puesto que seguramente ya estarán inmersos en la creación de otro proyecto donde no repetirán los mismos errores. Además, un knowmad es capaz de desaprender rápidamente, sumando nuevas ideas y manteniendo un aprendizaje permanente durante toda su vida.

Así que se acabó la oficina con estrictos horarios y con jerarquías estancas. Hay que apostar por la flexibilidad, para que el rendimiento sea mayor, y por métodos como el bridge building, es decir, tratar de que el personal de los distintos departamentos se relacione para aprovechar el potencial que puede surgir de esas sinergias. En definitiva, para ser un knowmad hay que adaptarse a los nuevos tiempos y aprovechar las posibilidades que estos nos ofrecen.

¿Tú también eres un knowmad? Cuéntanos tu experiencia, nos encantará conocerla.

0
0
LKS_brazo tecnologico_Think Up

Daniel Carvajal de Ikusi: “LKS es nuestro brazo tecnológico”

Crear un ecosistema y una cultura de la innovación que propicie la generación de nuevas ideas que ayuden a las empresas es uno de los retos principales de LKS . Esta experiencia la ha compartido con Ikusi, uno de los clientes con los que ha colaborado en diferentes procesos. Daniel Carvajal, Integración de Sistemas y Servicios – Director I+D de Ikusi detalla los proyectos más importantes en los que LKS ha colaborado:

Entre las colaboraciones de LKS con nosotros hay destacar el proyecto realizado en el Puerto de Barcelona, cliente de Ikusi que por su importante entidad requiere constantemente aplicaciones y desarrollos específicos. En este caso, creamos una aplicación para gestionar sus sistemas de control de acceso. No es solo una aplicación al uso, sino que tiene implicaciones con equipamientos como lectores de matrículas, de tarjetas de control de acceso… y, además, incorporando una nueva forma de acceder al puerto más dinámica.

Para nosotros, LKS es nuestro brazo tecnológico. Contamos con un departamento de gestión de proyectos y una vez identificadas las necesidades, seleccionamos, conjuntamente con el Puerto de Barcelona, los equipamientos a implementar. LKS se ha encargado de materializar las aplicaciones e integraciones indicadas.

No es el primer trabajo en el que LKS colabora con Ikusi, pues existe una relación de confianza y no solo para hacer trabajos de desarrollo, sino también para aportar ideas tecnológicas nuevas.

Como muestra de esa confianza, ahora mismo LKS colabora en varios proyectos especialmente que se refieren a líneas de productos que están en fase incipiente todavía, enfocados al ámbito de la movilidad. Uno de ellos consiste en monitorizar lo que está pasando en una carretera de una forma menos invasiva. Tenemos tecnología de análisis de video pero lo que estamos haciendo es estandarizarlo, hacer que pueda ser replicable y envolverlo de una forma que podamos usarlo como un producto más.

0
0